Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, pero a los veinte su gran pasión pasó a ser la moto, da igual que sea de campo, deportiva, minimoto… ¡se sube a todas! Probador vocacional de alma racing, disfruta con cada moto como si fuese la primera vez.

Mira también...

¿En qué estaba pensado?

‘Thug Life’ sobre un scooter en Rusia

El usuario de este scooter en Rusia comete una imprudencia del tamaño de un caballo, pero no parece importarle lo más mínimo viendo su rictus

  • a la espera de que empiezen las motitos de los listos, para dar jarabe de
    palo…