Prueba de contacto: Honda CB500F 2013

Prueba de contacto: Honda CB500F 2013
3 (60%) 1 voto

(Barcelona, España). La versión naked de la gama CB500 se llama Honda CB500F, una moto para ir a diario al trabajo y divertirse el fin de semana en un tramo de curvas. Todo esto por menos de 6.000 euros y apta para conducir con el carné A2.

Ver prueba de contacto de la Honda CBR500R.

Honda CB500F 2013
Honda CB500F 2013

Ver ficha técnica de la Honda CB500F.
Ver más de la Honda CB500F.

Honda presenta la gama CB500, tres motos económicas prácticamente idénticas pero con conceptos diferentes. Para no repetirnos, tienes toda la información en la prueba de contacto de la CBR500R.

La CB500F empieza a comercializarse este mismo mes de marzo. Tiene dos versiones, sin ABS por 4.999 euros y con ABS por 5.499 euros.

Prueba dinámica Honda CB500F

No me lo podía creer. La CBR500R me transmitió muy buenas sensaciones, pero me bajé de ella para subir en la CB500F y ver que son muy diferentes. Sí, es la misma moto, una carenada y otra naked, una con semimanillares y la otra con manillar alto (y ancho). Es lo único que cambia, el resto es todo igual, pero ese cambio en la postura de conducción modifica notablemente su comportamiento dinámico.

Masmoto.net con la Honda CB500F 2013
Masmoto.net con la Honda CB500F 2013

En ciudad ambas motos son agradables, pero la postura más erguida de la F le da ventaja. Otra cosa es en carretera, ahí la protección aerodinámica de la CBR es superior y se agradece. Pero vámonos de curvas, que es lo que nos apetece.

Si la CBR era deportiva, la CB500F no lo es menos, de hecho puedes rodar incluso más rápido con ella en zonas de curvas porque es todavía más fácil. El manillar alto da una sensación de control espectacular y, si partimos de una moto que ‘hace buen piloto a cualquiera’, en la F con el manillar alto esto se acentúa.

Cargas menos peso en la rueda delantera, pero no he sido capaz de notar que la rueda delantera pise peor, posiblemente porque por mi forma de conducir ‘al ataque’, que echo el peso hacia delante en la entrada de las curvas más con las naked. Lo que sí se aprecia es más agilidad, más rapidez para cambiar de dirección y más facilidad de conducción… ¿Más que la CBR500R? Sí, con la F frenas todavía más tarde (y si se descoloca un poco de atrás no asusta), la tiras sin reparos y aceleras como si estuvieses poseído porque sabes que no va a deslizar. Y si lo hace porque el firme no tiene buen grip (que me pasó en un par de curvas), no asusta, es muy dulce de reacciones.

Su lugar favorito: las zonas de curvas
Su lugar favorito: las zonas de curvas

Llegas a rozar los avisadores de las estriberas (y te lo digo yo que no tumbo), aunque eso también lo hace la CBR. Esto puede ser por dos cosas, que estén bajas (tampoco mucho) o porque la moto te permite tumbar con seguridad.

El caso es que con la F puedes llevar un ritmo endiablado en zonas retorcidas, con un paso por curva que ya quisieran muchas de las ‘gordas’. Si has leído la prueba de contacto de la CBR verás que acabo diciendo que puede ser una ‘matagigantes’… Pues la CB500F todavía más.

Fotos: Honda CB500F 2013

Vestuario de la prueba: Casco Givi 40.2, chaqueta Acerbis Clipse Course

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, pero a los veinte su gran pasión pasó a ser la moto, da igual que sea de campo, deportiva, minimoto… ¡se sube a todas! Probador vocacional de alma racing, disfruta con cada moto como si fuese la primera vez.

Mira también...

Bultaco Albero

Probamos la Bultaco Albero, la moto-bike urbana

No es moto pero tiene motor, tampoco es bici aunque tiene pedales, la Bultaco Albero es una moto-bike, un invento que convierte tus desplazamientos urbanos en momentos divertidos.