RAV Naked 250

Prueba: RAV Naked 250 2014

Prueba: RAV Naked 250 2014
¿Aún no has votado esta noticia?

(Madrid, España). Nos hemos acercado hasta el circuito de Villarace para probar la nueva RAV Naked 250 de 4 tiempos, una moto,  a medio camino entre una pit-bike y una naked. Está pensada para pilotos senior o veteranos de más de 30 años que quieren iniciarse y disfrutar de la competición a un precio razonable con una moto fiable y de bajo mantenimiento.

RAV Moto3 cup 250
RAV Moto3 cup 250

Hace unas semanas os anunciábamos la aparición de la RAV Moto3 Cup (leer noticia relacionada Moto3 Naked Cup 2014), una copa monomarca que ha surgido tras el acuerdo entre el fabricante español RAV Riders y Motopoliza.com. El campeonato se enmarca dentro de la Copa Castellano leonesa de velocidad y se corre con la nueva RAV Naked 250.

La RAV Moto3 Cup, tiene como premisa acercar la competición a todo el aficionado a la moto que quiera disfrutar de las carreras de una forma divertida y económica sin jugarse el pellejo. Está pensada para mayores de 30 años y para competir con la nueva RAV Naked 250, que es la misma que la RAV MiniGP 160 a la que se le ha cambiado el motor por uno de 222 cc y se ha incorporado arranque eléctrico para mayor comodidad. Para conseguir que todos los participantes tengan las mismas opciones, los motores irán precintados de fábrica y no admitirán modificación alguna, pudiendo tocarse únicamente las suspensiones, el desarrollo y la carburación.

Cada carrera de la RAV Moto3 Cup contará con el apoyo técnico del equipo de RAV, la empresa suministradora de las motos y organizadora del campeonato. 

Precio y modalidades

El precio de la RAV Naked 250 es de 2.850 € (IVA incluido) si la queremos comprar para un uso particular. Pero RAV Raiders nos ofrece por el mismo precio la modalidad Master, que incluye la inscripción a las tres carreras de 2014 y el seguro de accidente en circuito anual de Motopoliza.com. La diferencia de precio, entre correr o no, será cuestión de pagar la licencia federativa nacional (ronda los 160 – 180 €).

RAV Moto3 cup 250
Estética naked y postura racing

Para los que no quieren complicaciones también existe la modalidad Master Plus (400 € más), que además de las inscripciones y el seguro anual, incluye la asistencia mecánica en cada carrera. Así nos olvidamos de jugar a los mecánicos y nos centramos en la carrera, dejando que el equipo técnico de RAV Raiders se ocupe de la puesta a punto.

Por último y pensando en los más indecisos se ha creado la modalidad Wild Card, en la que podremos disfrutar de un día con todo incluido por 390 €. Alquiler de la moto con neumáticos, seguro y asistencia mecánica para ‘entrenos’ libres y cronometrados, así como en las dos mangas por carrera. Si además te ha gustado y quieres comprarla, te descuentan el dinero de la Wild Card.

Respecto al mantenimiento, el motor 250 pide poco pan, está poco apretado y es fiable. Cambio de aceite, neumáticos y poco más. Las piezas son compartidas con otros modelos de la marca, y los repuestos son bastante económicos. Lleva protectores de caída en los puntos clave.

Motor y parte ciclo

Las novedades que aporta la RAV Naked 250 respecto a sus hermanas de 140 y 160 básicamente son dos, el motor de 250 cc y el arranque eléctrico (mantiene la palanca de arranque por patada). El propulsor es un monocilíndrico de 4 tiempos con 222,4 cc que desarrolla una potencia de 18,4 CV a 8.500 rpm y un par motor de 14,5 Nm a 7.000 rpm. La transmisión consta de 5 marchas colocadas como en las motos de carreras, primera para arriba y el resto para abajo.

RAV Naked 250
Equipo de frenos

El chasis es un multitubular de acero al cromo-molibdeno sobre el que se ancla el motor, el basculante reforzado y subchasis. Para la suspensión del tren delantero se recurre a una horquilla invertida multirregulable de 635 mm con un recorrido de 95 mm y para la trasera un monoamortiguador regulable en precarga con un recorrido de 39 mm.

El sistema de frenos lo forma el doble disco flotante wave de 220 mm con pinza radiales de 4 pistones delante y un disco de 190 mm con pinza de doble pistos detrás. Y los neumáticos que monta son de medidas 100/80 delante y 120/80 detrás, ambos sobre llanta de 12 pulgadas.

Las dimensiones de la moto son 1625 x 660 x 930 mm quedando una altura de asiento de 740 mm con un peso de 92 kg y un depósito de combustible de 6,8 litros.

Prueba dinámica

¡Al lío!, lo primero y antes de nada, decir que para un piloto que supere el 1,90 m (entre los que me encuentro) la RAV 250 se queda bastante pequeña. Cuando te montas encima de la moto, la altura del asiento sorprende, ¡es más alta que algunos scooter!, pero cuando subes los pies a las estriberas empieza el problema. Están muy altas y bastante retrasadas buscando que las rodillas apunten al suelo, pero si no eres de ‘tamaño estándar’ se hace casi imposible coger ‘posturita’. El manillar es muy ancho y aunque se puede recortar, está muy bajo y cercano al cuerpo, guay para ir de ‘competi’, pero mal si al intentar meter el cuerpo tu cabeza asoma por delante y tienes que hacer el doble de fuerza para sujetarte. A mi me falta moto por delante.

Los técnicos de RAV nos han asegurado que ya están trabajando en un kit de ampliación que permitiría desplazar el subchasis y el asiento para atrás para poder ampliar talla.

RAV Moto3 cup 250
Una pit-bike ágil y divertida

Ergonomía aparte, me lo he pasado como un enano y hemos disfrutado de lo lindo jugando a las carreras. Los bajos son su punto fuerte y desde casi parado puedes acelerar en marchas largas, que sale sin titubeos. En un circuito ratonero como es el de Villarace, donde apenas hay dos tramos de recta, he podido hacer todo el circuito en tercera sin echar en falta bajos en la salida de las curvas cerradas ni me he quedado sin vueltas en la recta. Está claro que en competición hay que jugar con el cambio para sacar el máximo partido al motor, pero la postura tan forzada no me dejaba.

A pesar de todo y de haber ido más tieso que el palo de una escoba, durante las tres mangas he podido seguir el ritmo de los compañeros a los que la RAV Naked les iba bien de talla, por lo que me voy contento por el buen rato que hemos pasado y por lo divertido y seguro que resulta correr con estas motos. En caso de caída las consecuencias difícilmente pasarán de unas marcas en el mono y un ¡vamos levanta que hay que seguir entrenando! ¿Te apuntas?

Fotos: RAV Naked 250 2014

Ir a la galería completa (15 fotos)

Vestuario de la prueba: Casco Givi HPS 50.2

Sobre Raúl Ramírez

Empezó a curtirse en la época de los Vespino, pasó por un scooter y luego dio el salto a las motos de media y alta cilindrada. De aspecto tranquilo pero rápido en moto, no le importa ir cerrando el grupo… hasta que llega a ‘territorio comanche’, entonces hay que echarle un galgo para poder seguirle. Le gustan las deportivas, pero a la hora de comprar hace caso a la parte racional de su cerebro.

Mira también...

KTM 1050 Adventure 2015

Prueba: KTM 1050 Adventure 2015

En líneas generales las motos trail cada vez son más asfálticas, cómodas y viajeras, por suerte hay modelos como la KTM 1050 Adventure que mantienen el espíritu original de este segmento.