Quadro4, el scooter de 4 ruedas

La prueba sorpresa del año, el Quadro4 y sus cuatro ruedas nos han dejado descolocados

(Madrid, España). No será el fin de las motos de dos ruedas, pero sí debemos empezar a pensar en un futuro con scooters y motos de tres y hasta cuatro ruedas, sobre todo en las ciudades. El Piaggio MP3 (prueba Piaggio MP3) es el más conocido y hay ciudades como París donde las calles están repletas de ellos. Pero no es el único, el Yamaha Tricity (prueba Yamaha Tricity 125) es una opción más pequeña, ligera y económica que se permite el lujo de rivalizar con modelos de dos ruedas. La marca suiza Quadro también tiene un tres ruedas, pero la estrella es el Quadro4, el scooter de cuatro ruedas protagonista de esta prueba de contacto.

Quadro4, el scooter de 4 ruedas
Quadro4, el scooter de 4 ruedas

Suena raro, raro, raro, pero así es, no es un quad pero tiene cuatro ruedas y el Quadro4 se puede conducir con carné de coche B a pesar de tener un motor de 350 cc y 30 CV de potencia. Su precio está en línea con los megascooter más deseados, como el Yamaha T-Max (prueba Yamaha T-Max) y los MP3, concretamente son 10.490 euros que se reducen a 9.890 con la promoción actual.

El Quadro4 tiene un objetivo claro, ser una alternativa al coche para facilitar la movilidad urbana ofreciendo altas dosis de seguridad y una conducción sencilla, tanto para iniciados en el mundo de la moto como para los profanos. Después de probarlo ya te adelanto que, si no te tiran, yo creo que con este scooter no te puedes caer.

Parte ciclo… o cuadriciclo

La carrocería del Quadro esconde un chasis tubular de acero y un complejo sistema de suspensión hidroneumática (sí, como los Citroën antiguos) que es la identidad de esta marca y que lo convierte en nuestro mejor aliado en conducción ciudadana. Le permite llegar hasta los 45 grados de inclinación, un punto al que es muy posible que ni se acerquen sus propietarios, pero que si te vas de curvas y tienes experiencia en moto sí es posible que lo alcances. Luego te cuento cómo va y qué hacer en ese caso.

No hay ABS y se conforma con una frenada combinada que, si bien permite tirar de ancla con todas tus ganas con seguridad, no estaría mal una futura versión con ABS para esos momentos críticos imprevistos y para los días con lluvia. Por cierto, la frenada es independiente a las cuatro ruedas, como los coches.

Como decía, el motor tiene 346 cc y 30 CV de potencia, cambio automático, diferencial y transmisión secundaria por correa dentada, que según la marca no tiene mantenimiento y es de por vida. Los cuatro neumáticos tienen las mismas dimensiones y, si se rotan de posición como recomienda la marca, tienen una vida útil estimada de 14.000 kilómetros.

No es un peso pluma, pero con 260 kilos se maniobra mucho mejor de lo que cabría pensar en un principio. Además, si la lías y ves que se te va para un lado, lo dejas caer con suavidad y no llega a tocar el suelo. La suspensión llega al tope y en terreno llano el scooter ser queda inclinadísimo pero sin tocar el suelo.

Comodidad sin carencias

La postura de conducción del Quadro4 es muy natural, no te exige flexionar las piernas en exceso y las manos van de forma intuitiva al encuentro del manillar. El pasajero también cuenta con un buen espacio para viajar con comodidad, dos grandes asideros y estriberas escamoteables.

Quadro4, el scooter de 4 ruedas
Permite inclinar hasta 45 grados

El cuadro de instrumentos cuenta con dos grandes relojes para velocímetro y cuentavueltas además de una pantalla digital con amplia información para el conductor. Tiene freno de estacionamiento porque carece de caballete, es una palanca situada en el lado derecho del asiento que se acciona y bloquea una de las ruedas traseras, aunque hay que cogerle el truco a la hora de soltarlo porque resulta un poco brusco.

En cuanto a capacidad de carga el Quadro4 va un poco justo a pesar de sus dimensiones, pero si lo comparamos con los tres ruedas vemos que está más o menos a la par. Tiene hueco bajo el asiento para un casco integral y algo más, a lo que se suma un cajón sin llave tras el escudo frontal que no fui capaz de abrir con los guantes puestos.

Prueba dinámica del Quadro4

Te voy a ser sincero, tenía muchos reparos sobre el comportamiento dinámico de este scooter, no tenía nada claro que fuese capaz de inclinar con fluidez y de ser una verdadera alternativa a un scooter de dos ruedas. ¡Error! No sólo es un scooter muy recomendable para gente con poca o nula experiencia en moto, también para los que sí han rodado kilómetros sobre dos ruedas.

Quadro4, el scooter de 4 ruedas
Seguridad a raudales, incluso nos atrevemos a derrapar en tierra

Lógicamente los cambios de dirección son algo más lentos que en un scooter de dos ruedas, pero eso se te pasa a los pocos kilómetros, te acostumbras y lo olvidas. Sin embargo es sorprendente cómo pasa por los baches sin influir en la dirección, la suspensión tiene una absorción tremenda, no se modifica la trayectoria y carece de esa sequedad trasera propia de los scooter.

Es decir, es muy cómodo y fácil, pero además supera con creces a los tres ruedas a la hora de esquivar baches, ya que los puedes superar dejándolos entre las ruedas delanteras… y las traseras, no como con los tres ruedas, que los pillas siempre con alguna de ellas.

Los bordillos son otro obstáculo que supera dejándote anonadado, puedes incluso subirlos muy en diagonal, que la suspensión trabaja de forma impecable y hasta te permite llevar dos ruedas por encima y las otras dos por debajo sin ningún problema.

No tiene bloqueo electrónico de inclinación como el MP3, pero puedes estar parado en los semáforos sin echar pie a tierra. Sólo con detenerte con el scooter derecho y accionar los frenos ya no se cae para los lados. Eso sí, si no llegas completamente derecho verás que se va hundiendo poco a poco para un lado y debes poner el pie en el suelo para enderezarlo.

¿Y el motor? Pues acelera con suavidad y no es el rey de los piques, para qué nos vamos a engañar. Sin embargo al salir a carretera descubrimos que se muestra muy voluntarioso y alcanza su velocidad máxima con mucha facilidad, tanta que llega a cortar encendido pillándonos por sorpresa, ya que no desfallece antes de alcanzar este punto (de marcador son 140 km/h).

Quadro4, el scooter de 4 ruedas
Cuatro ruedas mejor que dos, en este caso está claro

Llega el momento de irse de curvas, algo que pocos harán con su Quadro pero que para nosotros es obligado, hay que ver hasta dónde llega. Y ya lo sabíamos, hasta 45 grados de inclinación, más que suficiente si no te dedicas a hacer el animal. En cualquier caso si llegas a ese punto el único problema es que en principio ya no puedes cerrar más la trayectoria y puede que te vayas largo, pero hay solución.

Quadro4, el scooter de 4 ruedas
Masmoto.net probando el Quadro4

Tienes cuatro ruedas apoyadas en el suelo y una cantidad de grip espectacular, lo único que debes hacer escerrar el manillar y el Quadro4 dibujará una trayectoria más cerrada. Alucinante. Eso sí, podrías llegar a deslizar y entonces es cuando llega el susto, un susto menor porque con tanto agarre puedes recuperar la trayectoria, piensa que hasta te permite frenar estando al máximo de inclinación.

Nos sentimos tan seguros con el Quadro4 que hasta salimos del asfalto (motivados por el vídeo de presentación lleno de derrapadas en campo). Estuvimos derrapando en tierra seca, algo que ni se me había pasado antes por la cabeza hablando de un scooter.

El Quadro nos ha sorprendido y para bien, pero es necesario un periodo de adaptación para romper los límites que te impone tu propio cerebro para poder disfrutar de lo que es capaz, hay que ser capaz de cambiar el chip e ir mucho más allá en busca de experiencias hasta ahora insólitas dentro del mundo de los scooter e incluso de las motos. Lo probaremos a fondo a ver si somos capaces de vencer nuestras propias barreras.

Fotos: Quadro4

Ir a la galería completa (33 fotos)

Vestuario de la prueba: Casco Suomy SR Sport Mimetic, chaqueta Hevik Aquiles, pantalón Acerbis Palm Spring, guantes Suomy Metropolis.

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, pero a los veinte su gran pasión pasó a ser la moto, da igual que sea de campo, deportiva, minimoto… ¡se sube a todas! Probador vocacional de alma racing, disfruta con cada moto como si fuese la primera vez.

Mira también...

KTM 1290 Super Adventure S

Prueba de contacto: KTM 1290 Super Adventure 2017

La marca austríaca echa el resto con su trail más grande y la carga con toda la tecnología de la que dispone, la KTM 1290 SuperAdventure es lo más de la marca de las motos naranjas. La hemos probado y te contamos cómo es y qué nos ha parecido.

  • Alejandro

    Esto es un cudriciclo y no una moto, creo que tendrás problemas al entrar en zonas restringidas al tráfico solo permitidas para moto, no poder ir por el carril BUS o aparcar en la acera

  • JESUS

    Buenas,
    Me gusta mucho el modelo pero no habrá problemas con las revisiones y piezas de recambio??
    Por lo que he visto solo hay dos concesionarios en Madrid.

  • Alberto

    Como no es una motocicleta sino un cuadriciclo puede ser conducido con el carnet de coche. Lo que nadie dice es que la velocidad máxima legal para los cuadriciclos es 70km/h.