Prueba: Vespa GTS 300 Touring

¿Aún no has votado esta noticia?

La Vespa es un icono del mundo de la moto y los italianos del Grupo Piaggio han sabido adaptarse a los nuevos tiempos con las Vespa automáticas. Probamos la mayor de ellas, la Vespa GTS 300 en su versión Touring, que luce orgullosa un par de parrillas portabultos y una pantalla frontal que le dan un aspecto más rutero y a la vez clásico, además de aumentar notablemente su practicidad.

Ficha Técnica Vespa GTS 300 Touring.

Vespa GTS 300 Touring
Vespa GTS 300 Touring

Equipamiento Vespa GTS 300 Touring

Cuadro de instrumentos de la Vespa GTS 300
Cuadro de instrumentos de la Vespa GTS 300

Esta Vespa tiene muchas cosas que recuerdan a la Vespa de antaño, como el chasis de chapa estampada, la suspensión delantera monobrazo, la viga central elevada en mitad de la plataforma o el manillar carenado que envuelve el pequeño cuadro de instrumentos. El cuadro es pequeño pero con suficiente información y de fácil lectura. La postura de conducción es similar a la de las antiguas Vespa pero ya no es necesario colocar el cuerpo un poco ladeado ni poner el pie derecho sobre la viga central del chasis para pisar el pedal del freno trasero porque éste va en la maneta izquierda.

Bajo el asiento (de apertura remota) encontramos un hueco amplio pero estrecho en el que no cabe un casco integral. No falta la guantera tras el escudo delantero y el acompañante dispone de unas buenas asas laterales tubulares y reposapiés plegables. Además hay espacio suficiente para dos, esta Vespa es más grande y se nota.

Cuenta con un caballete que llega a rozar contra el suelo si inclinamos mucho y una pata de cabra con muelle que la verdad es que no sujeta muy bien la moto y es fácil que se vuelque precisamente hacia el lado de la pata.

Motor y parte ciclo Vespa GTS 300 Touring

Como ya he comentado el chasis es de chapa de acero estampada con refuerzos, un punto clásico para esta Vespa. Las llantas son de 12 pulgadas de diámetro y ambas alojan un disco de freno de 220 milímetros. La suspensión trasera está compuesta por dos amortiguadores con regulación de precarga y la delantera es un monobrazo oscilante también de corte clásico.

El motor va situado en posición central, un monocilíndrico de cuatro tiempos y cuatro válvulas de 278 centímetros cúbicos alimentado por un moderno sistema de inyección electrónica que desarrolla 22 CV a 7.500 rpm. El cambio es automático por variador continuo y el embrague centrífugo, como en la mayoría de scooters. 22 caballos en una Vespa, que si bien es más pesada que las antiguas (149 kilos en seco), la hacen muy pero que muy rápida. Los 140 Km/h de marcador es fácil verlos y acelera con mucha decisión manteniendo consumos que ya querría la cualquiera de las viejas Vespa de dos tiempos.

Prueba dinámica Vespa GTS 300 Touring

Curioso pero hay cierta sensación retro a los mandos de esta Vespa. No sé si es por la postura, por el tamaño de sus ruedas o por su gran agilidad pero es imposible que la mente no viaje en el pasado. Eso sí, la GTS 300 acelera en los semáforos contundentemente y sigue ganando velocidad con soltura hasta aproximadamente los 120 Km/h.

La Vespa GTS 300 inclina tanto que llega a rozar con el caballete
La Vespa GTS 300 inclina tanto que llega a rozar con el caballete

El motor tiene pocas vibraciones, no presenta holguras entre los diferentes componentes y en bastante estable. Hay que tener en cuenta el reducido diámetro de sus ruedas, los baches se notan más que con ruedas de mayor diámetro y cuando ruedas deprisa se mueve un poco de izquierda a derecha (nada grave). Pero en su favor la agilidad serpenteando entre coches es impresionante y el apoyo de la rueda delantera te da seguridad.

Frena bien, se sujeta, corre, tiene suficiente protección aerodinámica y una buena capacidad de carga. ¿Qué más se le puede pedir a esta Vespa? Pues una cosa importante sí le pediríamos, que entrase un casco integral en el hueco bajo el asiento.

Competidoras de la Vespa GTS 300 Touring

Esta Vespa no tiene competidoras naturales, hay muchos scooters de 300 cc pero no con el estilo retro ni filosofía de esta Vespa.

LA OPINIÓN DEL PROBADOR

Me encantan las Vespa clásicas y era muy reticente con las actuales Vespa automáticas, pero la verdad es que la facilidad de conducción y la comodidad que ofrecen es un gran punto a su favor.

La GTS 300 Touring te ofrece por unn precio 4.419 euros la posibilidad de distinguirte del resto de scooters “plastiqueros” con su imagen retro y además disfrutar de las prestaciones de su brillante motor de 300 cc.

Me parece un fallo importante que no quepa un casco integral bajo el asiento, es una de las grandes ventajas de los scooters, igual que la inestable pata de cabra (que es muy cómoda para paradas breves). Pero en su defensa hay que decir que los acabados son de calidad, que en ciudad se mueve con una soltura espectacular y que, puestos a llevar bultos, a ver quién la gana con sus dos parrillas, hueco portacascos y guantera tras el escudo.

GALERÍA DE FOTOS VESPA GTS 300 TOURING

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, pero a los veinte su gran pasión pasó a ser la moto, da igual que sea de campo, deportiva, minimoto… ¡se sube a todas! Probador vocacional de alma racing, disfruta con cada moto como si fuese la primera vez.

Mira también...

KTM 1050 Adventure 2015

Prueba: KTM 1050 Adventure 2015

En líneas generales las motos trail cada vez son más asfálticas, cómodas y viajeras, por suerte hay modelos como la KTM 1050 Adventure que mantienen el espíritu original de este segmento.

  • Hemos cambiado el Coliseo por Las Ventas, muy patrio!