Moto Guzzi Stelvio 8V 1200 NTX

Prueba: Moto Guzzi Stelvio 1200 8V NTX

¿Aún no has votado esta noticia?

Se presenta como la alternativa a las populares trail ruteras, la Moto Guzzi Stelvio 1200 8V NTX está diseñada para devorar kilómetros sobre asfalto y pistas de tierra, con una estética y un motor muy personal que tanto gusta a los seguidores del águila italiano.

Moto Guzzi Stelvio V8 1200 NTX
Moto Guzzi Stelvio V8 1200 NTX, robustez y estética campera
Esta maxitrail debe su nombre al famoso Paso del Stelvio, una de las carreteras de montaña más altas y visitadas de los Alpes. Supone una ruta con un desnivel de casi 2800 metros, su trazado conecta Valtellina con el valle de Vinschgau y discurre por una carretera repleta de curvas, paellas y garrotes arropados por impresionantes vistas. Un marco inigualable para definir el concepto y la polivalencia de esta trail y sus cualidades como gran turismo.

Equipamiento y ergonomía

La Stelvio 1200 es grandota la mires por donde la mires, pero juega con la baza de tener un asiento a una altura válida para casi todos los públicos, siendo éste regulable en dos alturas (820 ó 840 mm). A primera vista aparenta ser muy aparatosa y su color verde amazzonia mate, barras protectoras y faros antiniebla le dan un aspecto de carro blindado que en marcha sorprende por ser más ágil de lo que aparenta.

La posición sobre la moto es cómoda, el manillar es muy ancho para facilitar la palanca y el control, además queda cercano al cuerpo, lo que nos permite llevar los brazos ligeramente flexionados. Las estriberas están bajas y algo retrasadas, una posición que obliga a bajar las rodillas y, si eres alto como yo, llegarán a tocar con la culata de los cilindros y notarás el calor que desprende el motor. El asiento tiene un mullido tirando a blando y resulta muy cómodo para el día a día, pero puede llegar a fatigar cuando estás mucho tiempo sobre la moto.

Moto Guzzi Stelvio 8V 1200 NTX
La versión NTX es la más equipada de las Stelvio
Se siente ligera a pesar de contar con 272 kg en orden de marcha. Esta cifra asusta, pero si tenemos en cuenta que incluye las maletas rígidas con su estructura, los 32 litros de combustible y demás líquidos veremos que no es un peso pluma, pero tampoco es una moto tan pesada y sobre todo que no se siente como tal.

El equipamiento de la versión NTX es el tope de gama, incluye ABS desconectable, ATC (Aprilia Traccion Control) desconectable, maletas laterales de aluminio en negro satinado, barras protectoras de motor, cubrecárter de aluminio, luces antiniebla, llantas de radios, parabrisas extra grande, deflectores laterales y paramanos de serie. Además dispone de dos tomas de 12V, una junto al cuadro y otra bajo el asiento del acompañante.

Cuadro de intrumentos
Cuadro de instrumentos de la Stelvio 1200
La instrumentación del cuadro cuenta con tacómetro analógico a la izquierda, los clásicos indicadores luminosos y una pantalla donde destaca el indicador de combustible de seis niveles, el velocímetro digital, el reloj horario y temperatura ambiente.

Además integra en el ordenador de a bordo dos trip parciales, con consumo medio e instantáneo, velocidad media, tiempo de viaje, la velocidad máxima alcanzada y un menú setup. Cuesta un poco hacerse con el funcionamiento y su combinación de teclas, pero todo es acostumbrarse. También se muestra el indicador del control de tracción ATC, la carga de la batería y un cronómetro (función poco útil en una trail).

Echamos en falta un indicador de temperatura y el de la marcha engranada, en una moto con tanto par y cilindrada es muy fácil perderte entre cambios. Se puede dar el caso de rodar por ciudad en marchas largas y parar en un semáforo lejos del punto muerto, o el caso contrario, rodar por carretera en 5ª sin darte cuenta de que tienes una marcha más.

La Moto Guzzi Stelvio NTX goza de buena protección aerodinámica, los deflectores laterales, paramanos y la pantalla regulable hacen que no te toque el viento. Si eres alto te llegará aire a la parte alta del casco y a los hombros, manteniendo todo el tronco protegido. Para las piernas será el  motor longitudinal y sus grandes cilindros los que nos mantendrán arropados con el calor que desprenden y en verano nos tocará sufrir ese aporte de temperatura.

Motor y parte ciclo

El corazón de la Stelvio 1200, como no podía ser de otra manera, es un bicilíndrico en V a 90 grados situado en posición longitudinal que cubica 1.151 cc y que en esta última versión duplica las válvulas para llegar a 4 por cilindro (8V). Desarrolla una potencia máxima de 105 CV a 7.250 rpm y un par motor de 113 Nm a 5.800 vueltas, un motor al que no le importa trabajar abajo porque tiene mucho par disponible.

Moto Guzzi Stelvio 8V 1200 NTX
Moto Guzzi Stelvio 8V 1200 NTX
El cambio es manual de seis velocidades y como buena rutera incansable, la transmisión final se realiza por Cardan Reactivo Compacto (CARC), algo que se agradece por el escaso mantenimiento que supone y por el correcto funcionamiento del mismo.

El chasis es un multitubular de acero de alta resistencia anclado al motor por 6 puntos que garantiza gran rigidez al conjunto. Tiene llantas de radios de 19 pulgadas delante y 17 detrás, con un neumático trasero de 150 que le otorga mayor agilidad y que permite montar neumáticos de tacos. Para los frenos se recurre a dos discos delanteros de 320 mm de diámetro y pinzas radiales Brembo de cuatro pistones. Detrás sólo un disco de 282 mm y pinza Brembo de dos pistones en paralelo. A destacar el buen funcionamiento de los frenos y del sistema ABS desconectable de ambas ruedas.

Las suspensiones las forman una horquilla invertida Marzocchi con barras de 45 mm de diámetro completamente regulable en extensión y compresión de hidráulico así como precarga de muelle. Mientras que la rueda trasera se compone de un monobrazo progresivo con un mono amortiguador multiregulable con ajuste manual de precarga (mediante pomo).

Prueba dinámica de la Stelvio 8V 1200 NTX

Nos ponemos en marcha, arrancamos y el impresionante rugido del V2 nos desconcierta, parece que pide respeto y te hace montar con cautela. Al ralentí apreciamos que la moto vibra considerablemente, tanto que se puede apreciar como baila el manillar y se difumina la imagen que reflejan los retrovisores. Hablando de retrovisores, estos son de corte deportivo, muy estilizados y bonitos pero poco prácticos, están muy separados del frente, son pequeños, tienen forma romboidal y nos ofrecen escasa visibilidad a nuestra espalda.

Moto Guzzi Stelvio 8V 1200 NTX
Inclina con seguridad y resulta fácil de meter en la curva
Con algo de esfuerzo bajamos la moto del caballete y parece que cae del segundo piso, nos subimos, engranamos primera y comenzamos la prueba dinámica. Lo primero que notamos es que el cambio es suave como la mantequilla, las marchas entran solas, pero el embrague de accionamiento hidráulico resulta algo duro y cuando andamos por ciudad llega a cansarnos. Los frenos en cambio van muy bien, tienen un tacto muy acertado, son progresivos en su primer tramo para no cabecear con las suspensiones y muy efectivos cuando les exigimos mordiente. El ABS brilla por pasar desapercibido y tenemos que buscarle las cosquillas sobre pavimento deslizante para asegurarnos de que el antibloqueo está pendiente de nuestra seguridad.

Nuestros primeros kilómetros fueron por la urbe, y hay que reconocer que la jungla de cristal no está hecha para la Stelvio y menos para la versión NTX. El ancho manillar suele pasar por encima de los retrovisores pero las maletas sobresalen tanto que es casi imposible meterte por ningún hueco o moverte entre coches. A baja velocidad hay que tirar mucho de embrague y cansa por su tacto duro y por sus altas vibraciones al abrir gas a bajas vueltas.

Cuando salimos de las callejuelas de la ciudad es cuando vemos la luz, la carretera abierta es nuestra mejor aliada y es ahí donde la Stelvio se muestra más dulce con nosotros. Cuando mantenemos velocidades de crucero se siente suave y nos protege correctamente del viento. Es estable y las suspensiones absorben cualquier irregularidad que encontramos en nuestro camino.

En carreteras de curvas se desenvuelve con soltura, las suspensiones son totalmente regulables y aunque no llegan a la firmeza de unas suspensiones sport, se puede configurar con un tarado durito para trazar curvas a buen ritmo, solo necesitarás la llave de contacto para regular con su punta la compresión y la extensión. Si  le damos alegría al mango aparecerán las vibraciones, y si damos un golpe de gas en vacío antes de las reducciones el bicilíndrico te empujará ligeramente la moto a un lado. Vamos, lo normal en un motor V longitudinal que tiene un comportamiento muy parecido al famoso y también longitudinal motor Boxer de la BMW R 1200 GS en la versión refrigerada por aire. La potencia tampoco es desmesurada y no pone en apuros la adherencia del neumático sobre buen asfalto. Hay que recordar que la competencia está ofreciendo 20 CV más que la Stelvio y se nota. El par también es menor, aunque se aprecia menos ya que la sensación de poderío de la Stelvio se ve acentuada por el excitante sonido del escape y las vibraciones que afloran al acelerar con contundencia.

Moto Guzzi Stelvio 8V 1200 NTX
Polivalente y válida para carretera y pistas
Llegamos a las pistas de tierra, porque si nos sentimos aventureros ¿por qué no vamos a hacer algo de off-road? para eso tenemos una trail ¿no?. Lo primero es permitirle mayor recorrido y absorción en las suspensiones, como os he comentado la regulación es manual y se puede hacer directamente con la llave del contacto porque tiene forma de destornillador. Desconectamos el ABS y el ATC y nos aventuramos por los caminos: En este terreno la moto va bien, pero pesa mucho para andar zascandileando, alguna cruzadita, algún salto… es divertida, pero es un ‘mamut’ que pesa lo suyo y las Pirelli Scorpion van muy bien en asfalto pero son poco camperas.

Ya para terminar la prueba, me queda contaros qué tal va nuestro acompañante y el consumo, así que vamos por partes. El acompañante tiene un amplio asiento de cómodo mullido, generosos asideros y grandes estriberas con goma. Si le sumamos que goza de buena protección aerodinámica creo que lo tiene todo… bueno, podríamos mejorar su estancia si le ponemos el baúl con respaldo (opcional). Y en el apartado de consumo tengo que confesarte que no hemos podido comprobar la veracidad del ordenador de abordo, con 32 litros de gasolina nos tendríamos que cruzar España para echar cuentas, así que os contaré lo que nos ha marcado. Por carretera es fácil mantener consumos reducidos que bajan de los 4,5 litros a velocidades legales y cuando ‘hacemos el cafre’ el consumo se dispara por encima de los 7 litros a los 100 km, incluso 8,5 litros si nos emocionamos mucho.

Por cierto, en terrenos rizados y al pasar por algún bache escucharemos ruidos que proceden de los anclajes de las maletas. Además hay que tener cuidado con los lavados a presión porque no son 100% estancas y como punto negativo decir que se abren, se cierran y se desmontan con una llave adicional con dos cerraduras por maleta.

La opinión del probador

Moto Guzzi Stelvio 8V 1200 NTX
Masmoto.net con la Stelvio 8V 1200 NTX
Últimamente las  Maxitrail se están convirtiendo en el segmento de moda por detrás de los scooters. Son la moto elegida por los ruteros que demandan polivalencia, comodidad y facilidad de pilotaje. Yo soy grandote y este tipo de moto me queda como un guante en cuestión de proporciones, pero no me gusta que sean tan pesadas y aparatosas. He de reconocer que son muy divertidas y permiten circular por carreteras retorcidas a buen ritmo indistintamente del tipo de asfalto que te puedas encontrar.

No descarto que cuando asiente la cabeza termine con una trail, pero mi lado lógico y ahorrador me hace pensar en las 800 cc, que tienen un motor más polivalente y son más apropiadas para el uso diario, más ligeras, manejables y unas prestaciones que no se alejan demasiado de las grandes viajeras de alta cilindrada.

Si nos centramos en el uso para el que ha sido diseñada, la Stelvio me ha gustado, me he divertido con ella y considero que puede ser una gran compañera de viaje. Pero como se suele decir, las comparaciones son odiosas y con la feroz competencia que existe en el mercado de las maxitrail, la Stelvio se queda un pasito por detrás en cuanto a prestaciones y tecnología, lo que no quita que, si te gusta, siga siendo una buena opción a valorar.

Se presenta como la alternativa a las populares trail ruteras, la Moto Guzzi Stelvio 1200 8V NTX está diseñada para devorar kilómetros sobre asfalto y pistas de tierra, con una estética y un motor muy personal que tanto gusta a los seguidores del águila italiano. Moto Guzzi Stelvio V8…

Review Overview

Comportamiento
Ergonomía
Consumo
Pasajero
Calidad/Precio

6.9 sobre 10

User Rating: Be the first one !

FOTOS: Moto Guzzi Stelvio 8V 1200 NTX

Ir a la galería completa (30 fotos)

Vestuario de la prueba: Casco Givi HPS X.01 Tourer, chaqueta Acerbis Bray Hill

Competidoras de la Stelvio 8V 1200 NTX

Ficha técnica y precio de la Moto Guzzi Stelvio 8V 1200 NTX (15.499 €)

Compara la Stelvio 8V 1200 NTX con tres de sus rivales en nuestro comparador de motos.

Sobre Raúl Ramírez

Empezó a curtirse en la época de los Vespino, pasó por un scooter y luego dio el salto a las motos de media y alta cilindrada. De aspecto tranquilo pero rápido en moto, no le importa ir cerrando el grupo… hasta que llega a ‘territorio comanche’, entonces hay que echarle un galgo para poder seguirle. Le gustan las deportivas, pero a la hora de comprar hace caso a la parte racional de su cerebro.

Mira también...

KTM 1050 Adventure 2015

Prueba: KTM 1050 Adventure 2015

En líneas generales las motos trail cada vez son más asfálticas, cómodas y viajeras, por suerte hay modelos como la KTM 1050 Adventure que mantienen el espíritu original de este segmento.