Prueba: Harley-Davidson Road King Classic

Prueba: Harley-Davidson Road King Classic
5 (100%) 1 voto

El apellido Classic de esta Harley-Davidson ya dice mucho de su estilo y diseño, pero podría ampliarse a prácticamente todos los modelos de la marca americana. La Road King es un gigante de la carretera con grandes aletas de chapa, gruesos neumáticos con los flancos de color blanco, muchos cromados, alforjas de cuero, un enorme motor V-Twin y, por supuesto, un buen par de escapes. Toda una rutera custom, una moto para viajar a ritmo tranquilo, disfrutar de sus peculiares sensaciones y, por qué no, para que te miren.

Ficha Técnica Harley-Davidson Road King Classic.

Harley-Davidson Road King Classic
Harley-Davidson Road King Classic

Equipamiento Harley-Davidson Road King Classic

Por muy clásica que aparente ser la Road King está cargada de tecnología moderna, como los frenos ABS, sistema de reducción del ralentí para evitar sobrecalentamientos o el control de crucero. Sí, como los coches. Con la Road King podemos fijar una velocidad en 4ª, 5ª o 6ª para poder relajar la mano derecha en largos trayectos. El cuadro de instrumentos es muy sencillo, con una única esfera sobre el depósito en la que se encuentra el velocímetro de generoso tamaño, una pequeña pantalla digital y los testigos luminosos. El indicador de combustible está localizado en un tapón cromado en la parte izquierda del depósito. Los mandos son los comunes en Harley-Davidson, con las manetas gruesas y alejadas y con los pulsadores de los intermitentes cada uno en la piña correspondiente (muy intuitivos).

Cuadro de instrumentos en el depósito
Cuadro de instrumentos en el depósito

La postura de conducción es más que relajada, el asiento es muy bajo (735 mm) y las enormes plataformas están situadas muy adelantadas. El manillar se curva hacia atrás para que la espalda sólo se tenga que inclinar levemente hacia delante. Cuenta con doble palanca para el cambio de marchas que permite engranar una velocidad más larga con el tacón. La enorme pantalla protege por completo aunque a alta velocidad genera turbulencias que empujan la cabeza hacia delante. Pero… ¿Quién viaja a alta velocidad con una Harley?

El acompañante dispone de un asiento de medidas contenidas a comparación del tamaño de la moto, también cuenta con generosas plataformas para los pies pero no tiene donde agarrarse, tiene que llevarse bien con el conductor y cogerle de la cintura.

Las alforjas laterales tienen ocultos unos cierres como los de las mochilas, mucho más prácticos que los de hebilla pero no tienen ningún tipo de cierre y no cabe un casco en su interior. El tapón del depósito tampoco tiene llave, un detalle curioso cuando luego encontramos un moderno sistema de arranque sin llave que conecta automáticamente la alarma y el inmovilizador cuando nos alejamos de la moto. Mucha seguridad por un lado y nada por otro.

Detalle importante, la pata de cabra tumba muy poco la moto e incluso permite el avance de la moto llegando a cerrarla y permitiendo que la Harley dé con sus cromados en el suelo. Hay que buscar un sitio muy llano y dejar una marcha engranada.

Motor y parte ciclo Harley-Davidson Road King Classic

Un V-Twin de dos litros, cada cilindro tiene casi 1.000 cc
Un V-Twin de dos litros, cada cilindro tiene casi 1.000 cc

Motor V-Twin refrigerado por aire para esta Harley, no podía ser de otra manera. En este caso tiene una cilindrada de 1.960 cc y la alimentación corre a cargo de un sistema de inyección electrónica para lograr un par motor de 134 Nm a 3.500 rpm y una respuesta suave a pesar de los pistonazos del dos litros.

Desde ralentí el par disponible es más que suficiente para mover los 355 kilos en seco de la Road King (más de 450 con líquidos y conmigo encima). La respuesta del motor sorprende por su suavidad, así como el sonido contenido de los dos escapes.

El chasis es un doble cuna con viga central de acero, la horquilla delantera es convencional con barras de 41.3 mm de diámetro y la trasera cuenta con un doble amortiguador regulable por aire. Los frenos son de disco en las dos ruedas, en la delantera doble disco con pinzas de cuatro pistones y en la trasera un único disco también con pinza de cuatro pistones. Ambas ruedas cuentan son sistema antibloqueo ABS. Las llantas son de radios con un diámetro de 16 pulgadas, el neumático delantero es de 130 y el trasero de 180.

Prueba dinámica Harley-Davidson Road King Classic

Nos ponemos a los mandos de nuestra Road King de color blanco perla y, automáticamente, nos acordamos de los policías de las películas americanas, aunque nosotros no pensamos correr con esta Harley ni tirarla al suelo, como suele suceder en esas pelis.

Grande y pesada, requiere una conducción tranquila
Grande y pesada, requiere una conducción tranquila

La postura supercómoda para mí no lo es tanto, las piernas tan adelantadas y elevadas con respecto al culo hacen incómodo el arranca-para. Como suele pasar con estas motos, no las abrazas con las piernas y, si a esto le sumamos su tonelaje, acabamos con la constante sensación en ciudad de que la moto se nos va a caer al suelo. Esta sensación se multiplica si encima llevamos paquete. Pero es como todo, cuestión de acostumbrarse. Dio la casualidad de que me encontré en la madrileña Gran Vía con una igual, los dos llevábamos paquete y, mientras yo realizaba los movimientos con gran cautela, el harlista esquivaba coches, se detenía y salía de los semáforos con una soltura que me dejó totalmente loco.

De todas formas no es una moto para ciudad, está claro. Salimos a carretera y disfrutamos de cruceros relajados, con buena protección aerodinámica en la mitad superior del cuerpo (las piernas se llevan todo el aire). Sentimos el motor, es una Harley y como tal vibra, pero de forma contenida, no es incómodo. En autovía el control de crucero es una herramienta más que práctica y con el par motor del V-Twin, aguanta sin problemas los repechos aunque llevemos engranada la larguísima sexta.

Llegamos a un tramo de curvas y la Road King nos exige tranquilidad. En caso contrario veremos cómo el peso se abalanza en las frenadas fuertes, cómo le cuesta entrar en las curvas y, una vez inclinados, aparecerán roces metálicos contra el asfalto. Mejor no, mejor nos lo tomamos con más calma, que no quiero ni pensar en lo que puede pasar si esta mole decide darme un susto.  Mucho mejor si nos dedicamos a enlazar curvas a ritmo tranquilo con una marcha larga engranada y disfrutando del todopoderoso V-Twin. Así es como se disfruta en curvas con esta moto.

Competidoras Harley-Davidson Road King Classic

Quizá la competidora más directa esté en su propia casa, la Street Glide, pero hay más marcas con motos custom de tourer.

Harley-Davidson Street Glide
Kawasaki VN 1700 Voyager Touring
Triumph Rocket III Touring
Moto Guzzi California 90 Aniversario

LA OPINIÓN DEL PROBADOR

Probador - Iván Solera
Probador - Iván Solera

La Road King es justo lo opuesto al tipo de motos que me gustan, es una moto pesada, torpe, cara y poco práctica. Pero es una Harley y tiene algo que engancha, alrededor de toda Harley hay un halo que te envuelve cuando te pones a los mandos y te hace disfrutar de su particular concepto. A mí me transforma y me hace disfrutar de la moto de forma contraria a como normalmente lo hago, curioso. Si a mí que no me va me gusta conducirla, no me extraña que a los que les guste sueñen con juntar 23.250 euros para comprar una.

Es una moto que llama la atención, todo el mundo te mira, te pregunta y te cuenta sus aventuritas, incluso en los semáforos. No me parece cómoda pero en carretera puedes aguantar muchos kilómetros sin necesidad de parar a estirar el cuerpo.

Curiosamente la he encontrado demasiado light, falta de carácter. Los escapes son tremendamente discretos y el sonido del motor me ha recordado tremendamente al del Citroën 2CV. Le falta un sonido de escape más ronco.

Vestuario: Chaqueta Acerbis Ramsey

GALERÍA DE FOTOS

Suscríbete GRATIS a Masmoto.net para estar al día de toda la actualidad de las dos ruedas. Escribe aquí tu correo electrónico:

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, pero a los veinte su gran pasión pasó a ser la moto, da igual que sea de campo, deportiva, minimoto… ¡se sube a todas! Probador vocacional de alma racing, disfruta con cada moto como si fuese la primera vez.

Mira también...

KTM 1050 Adventure 2015

Prueba: KTM 1050 Adventure 2015

En líneas generales las motos trail cada vez son más asfálticas, cómodas y viajeras, por suerte hay modelos como la KTM 1050 Adventure que mantienen el espíritu original de este segmento.

  • Paco

    Hola alguien que pudiera ayudarme, en relación a las libras que debe llevar los amortiguadores traseros de una Road King 2009, ya que muchos dicen que de 3 a 5 y otros de 10 27. Alguien podría decirme a cuanto tienen que estar.
    Gracias y buena rodada.

  • Narth

    Es una moto preciosa y, al menos para mi, tremendamente comoda y facil de manejar, claro esta, yo tengo una custom, y se por experiencia que el paso de deportiva a custom, es dificil, y hay que ser algo mas habil para poder manejar su peso. No esta pensada para correr ni tomar curvas rapidas, aunque aseguro que se puede con algo de dominio y tecnica, mientras que, cada vez que he cogido una R, lo unico que me a parecido necesitar es confianza en la moto.
    Para mi, por ejemplo, lo que me resulta incomodo es ir encogido en una deportiva, igual que se me figura impensable hacer ni 100Km, sin terminar necesitando un fisioterapeuta…
    Pero claro esta, eso va en cuestion de gustos y del uso que se le pretenda dar.

  • Pedrito

    Pues este tipo de motos tampoco son de mis preferidas pero la pasion q tienen los harlistas no es comparable a otras marcas japonesas….