22 octubre, 2014

Prueba: Gilera GP 800

¿Quién dijo miedo? En Gilera pensaron que por qué no acoplar el bicilíndrico en V de la Aprilia Mana en un scooter y así nació el GP 800, un megascooter tremendamente rápido.

Ficha Técnica Gilera GP 800.

Gilera GP 800

Gilera GP 800

Sus dimensiones ya llaman la atención, pero además su estética es muy deportiva, con un doble escape lateral, un basculante trasero de moto, grandes neumáticos y enormes frenos de disco. El frontal es voluminoso pero la trasera, a pesar de su anchura, es más estilizada y describe una línea ascendente.

Puesto de conducción Gilera GP 800

Completo cuadro de instrumentos

Completo cuadro de instrumentos

A los mandos del GP 800 la postura es muy cómoda y natural, las manos van solas a colocarse en los puños del manillar y los pies podemos colocarlos sobre la plataforma o tras la parte baja del escudo. Las únicas pegas que encontramos son la anchura del asiento, altura (780 mm) y peso del conjunto. Estos tres puntos unidos hacen que las maniobras a baja velocidad con el GP 800 sean delicadas. Cuenta con freno de estacionamiento, caballete y, afortunadamente, pata de cabra (pesa 245 kilos en vacío…).

El pasajero cuenta con espacio de sobra, unas enormes asas laterales y estriberas plegables forradas con goma. Su única preocupación será que su conductor mantenga la calma y no enrosque mucho el acelerador.

El cuadro de instrumentos parece de un coche, con doble esfera analógica para velocímetro y cuentavueltas, indicador de nivel de combustible y una pantalla digital con reloj horario, temperatura ambiente, temperatura del motor, etc. En la piña derecha encontramos un pulsador para elevar o bajar la cúpula, tras el escudo un botón para el “cierre centralizado”, la palanca del “freno de mano” y bajo el asiento hueco sólo para un casco integral.

Motor y parte ciclo del Gilera GP 800

Doble disco de 300 mm

Doble disco de 300 mm

El alma del Gilera GP 800 es un bicilíndrico en V a 90 grados de 839 cc, el mismo que monta la Aprilia Mana 850. Desarrolla una potencia de 75 CV a 7.750 rpm y un par de 73 Nm, cifras propias de una moto pero no de un scooter. El cambio es automático como en cualquier scooter, pero la transmisión no, es por cadena para aguantar el empuje del bicilíndrico. El tacto es más de moto, pero pierde la limpieza y nulo mantenimiento propio de los scooters.

La frenada de este gigante se confía a un par de discos delanteros de 300 mm de diámetro que son mordidos por unas pinzas convencionales de dos pistones y a un disco trasero de 280 mm también con pinza de dos pistones.

El chasis es un doble cuna tubular de acero pero que envuelve por los lados al motor para ganar en rigidez. En cuanto a suspensiones también hay sorpresa motera, el basculante trasero es de doble brazo como en una moto mientras de la horquilla es convencional con barras de 41 mm de diámetro.

Prueba dinámica del Gilera GP 800

Dejémonos de admirar y comentar cómo es el GP 800 y hablemos de cómo va. Es un scooter pero es muy grande y potente, así que en ciudad hay que andarse con cierta precaución. No vale eso de abrir gas sin importar lo que haya en el suelo, en las rayas blancas desliza y con el suelo mojado hay que acelerar con tacto. Además es pesado, ancho y no gira mucho, así que no es ágil entre coches.

Gilera GP 800: Tumba hasta rozar con el caballete

Gilera GP 800: Tumba hasta rozar con el caballete

El GP 800 prefiere los espacios abiertos. Y demuestra que los límites de velocidad actuales son muy bajos para él porque desde parado tarda nada y menos en llegar a ellos y, una vez en marcha, hay que fijarse en el velocímetro con detalle para no pasarse de la raya. De marcador supera los 180 Km/h en llano y además parece que no le cuesta cogerlos. Se muestra tremendamente aplomado, más que algunas motos “de verdad” y no presenta movimientos raros en las curvas rápidas ni aunque haya algún badén. La protección aerodinámica es suficiente aunque los hombros quedan al descubierto. La cúpula va mejor en posiciones bajas porque vibra menos, pero se agradece que se pueda elevar cuando vas tranquilo, en días de mucho frío o lluvia.

Es un scooter, pero le gustan las curvas. Le gustan las curvas rápidas y medias con buen asfalto, pero además que no vengan muy seguidas porque cuesta moverle de lado a lado. Tanto aplomo tiene su contrapartida, claro. Pero es una pasada cómo pisa la rueda delantera, parece mentira que sea un megascooter. Y también impresiona la seguridad con la que tumba, cuesta meterle pero cuando entra puede tumbar, tumbar, tumbar… Hasta que roza el caballete. ¡Y cómo frena! Lo malo es que la horquilla delantera se queda escasa si practicamos una conducción deportiva y se hunde demasiado.

LA OPINIÓN DEL PROBADOR

Gilera GP 800El GP 800 me parece un scooter ideal para alguien que se pasa a los megascooters después de haber tenido una moto grande. No renuncias a las prestaciones y además esa experiencia previa viene muy bien para controlar el peso de este scooter.

Es impresionante la aceleración y recuperaciones que ofrece, vas circulando a 100 Km/h y, sin darte cuenta, te ha catapultado por encima de los 160.

La frenada es muy buena así como el comportamiento en general. Yo le pediría una cúpula más ancha para que protegiese los hombros, un asiento más estrecho para facilitar las maniobras y hueco para dos cascos integrales bajo el asiento.

Suscríbete GRATIS a Masmoto.net para estar al día de toda la actualidad de las cuatro ruedas. Escribe aquí tu correo electrónico:

GALERÍA DE FOTOS GILERA GP 800

Acerca de Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, pero a los veinte su gran pasión pasó a ser la moto, da igual que sea de campo, deportiva, minimoto… ¡se sube a todas! Probador vocacional de alma racing, disfruta con cada moto como si fuese la primera vez.

5 Comentarios

  1. La pintais demasiado bien! Jejeje. Tiene muy buena pinta. Si que la he visto alguna vez por la calle y es muy bonita.
    Solo una cosa. No he entendido lo del "cierre centralizado".

    • Es que va como un tiro, frena bien, es estable… A mí me ha sorprendido y no soy scootero.

      Al lado del clausor (se ve en la foto vertical) tiene un botón como el del cierre centralizado de los coches. Es para abrir el asiento.

    • ¿Jack, al final te sacaste el carné o sigues en ello? Ésta podría ser una de tus futuras para moverte por Madrid… ahí lo dejo…

  2. Es curioso como se sorprende la gente cuando prueba las megascooters. Hay demasiado prejuicio hacia este tipo de vehículos y algunos tienen mejor estabilidad que muchas motos. No hablemos ya de su aspecto práctico.
    La GP no ha tenido el éxito comercial que se merece, es una gran moto capaz de hacerte fácil la vida a diario y de llevarte donde quieras de viaje.

  3. La GP 800 me pareció excelente…el non plus ultra para un “viejo scooterista”. No es para novatos que creen saberlo todo. Es una sport-touring cómoda y veloz: vuela como un águila real, no le pidas que se comporte como un gorrión. Curiosamente no es una moto tragona. Puedes sacarle 300 kilómetros de autonomía…Me encanta!!!

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.Campos obligatorios marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>