26 julio, 2016

Prueba de contacto: Triumph Street Triple R 2009

God Save The Queen. Esto es lo segundo que me pasó por la mente nada más bajarme de la Triumph Street Triple R, lo primero fue que quiero una para mí solito. Si la Speed Triple es una moto compacta, la pequeña Street lo es más, pero encima es muy estrecha, ligera y la postura de conducción es al ataque.

Ficha técnica Triumph Street Triple R 2009

Triumph Street Triple R 2008
Triumph Street Triple R 2009

En la versión R encontramos calidad en cuanto a suspensiones (regulables) y frenos. Accionando el delantero con un solo dedo tenemos potencia más que de sobra para acabar con la rueda trasera en el aire, y además es perfectamente dosificable. El cambio es suave, la moto es muy ágil… ¿Qué más quieres? Motor ¿no? Pues lo tiene. Su alabado tricilíndrico es una bomba en el chasis de la Street Triple.

Acelera como un demonio desde muy bajas vueltas y no se acaba como los bicilíndricos, estira hasta las 12.000 rpm aproximadamente acompañado de un silbido de escape que se trasforma en aullido impactante. Es una gozada abrir gas en la salida de las curvas y sentir cómo tracciona, eso sí, atención a la rueda delantera porque despega del suelo con facilidad. ¿Tiene pegas? Claro, la protección aerodinámica es casi inexistente y la dirección flota cuando vamos acelerando a alta velocidad.

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, pero a los veinte su gran pasión pasó a ser la moto, da igual que sea de campo, deportiva, minimoto… ¡se sube a todas! Probador vocacional de alma racing, disfruta con cada moto como si fuese la primera vez.

Mira también...

Kymco Agility City 2016

Ponemos a prueba el Kymco Agility City 2016 y lo hacemos en el centro de Madrid

Kymco por fin renueva su superventas, el Agility City, para hacerle cumplir sobradamente la Euro 4. No se trata sólo de emisiones ni de cambios someros, el Agility City mantiene sólo el nombre, es una moto totalmente nueva. Te contamos cómo va.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *