20 septiembre, 2014

Prueba comparativa: BMW R 1200 RT / Triumph Trophy 1200 SE

Es curioso, cuando presentaron la Triumph Trophy 1200 se criticó su gran parecido con la BMW R 1200 RT pero ahora que las tenemos juntas sólo vemos diferencias. Su objetivo es el turismo en solitario o en pareja, buscan comodidad en largos viajes y mucha capacidad de carga, pero cada una lo hace a su estilo. Veamos sus semejanzas y particularidades.

Cara a cara:  BMW R 1200 RT / Triumph Trophy 1200 SE

Cara a cara: BMW R 1200 RT / Triumph Trophy 1200 SE

Calcula el mejor seguro para tu moto aquí: Comparador de seguros de moto.

Para ser justos hay que decir que la Triumph lleva ventaja en el apartado de equipamiento porque es la versión SE y además una de las primeras unidades que venían todavía más equipadas. La versión normal es la que verdaderamente se corresponde con la BMW RT de serie.

Pero para ver con detalle el equipamiento de cada una, todos sus pormenores y unas jugosas galerías de fotos, aquí tienes las pruebas individuales de estas dos motos:

Ambas cuentan con un propulsor de 1.200 cc y cada una es fiel al estilo de su marca, poco o nada tienen que ver entre ellas. Mientras la alemana monta un tranquilo bóxer de dos cilindros opuestos, la británica cuenta con un tres en línea más rabioso. Sólo con esto ya se condiciona en gran medida el carácter de estas motos, pero no todo es motor, hay mucho más.

Cómodas, amplias y con gran capacidad de carga

Cómodas, amplias y con gran capacidad de carga

Puntos comunes.

  • Buena capacidad de carga, con unas maletas laterales en las que puedes llevar un casco integral junto con más objetos. Además de contar con parrilla trasera portabultos y algún hueco en el carenado.
  • Poco ágiles en ciudad. Es lógico, son motos grandes, anchas y pesadas que se encuentran cómodas en carretera.
  • Facilidad para caerse en parado. Cada una por una causa concreta que luego te detallaré, pero es fácil que las maletas de estas motos acaben tocando el suelo más de una vez, tanto si la moto está cargada como si vas de vacío.
  • Visibilidad trasera ‘con talla’. Los retrovisores de las dos motos van integrados en el carenado y situados más bajos que los puños, esto hace que, en función de tu estatura tus propias manos te resten visibilidad hacia atrás.
  • Cómodas. Posturas relajadas y tarados de suspensión pensados para absorber al máximo las irregularidades del asfalto. Se supone que son para pasar muchas horas sobre ellas y, cuanto más cómodos estemos, mejor.
  • Buena protección aerodinámica. Además de un punto a tener en cuenta por comodidad, también para protegernos del frío, lluvia y suciedad de la carretera. Las dos tienen generosos carenados que protegen muy bien y pantallas con regulación eléctrica.
  • Potente iluminación. No podemos decidirnos por una u otra, las dos tienen un haz de luz que son la envidia de muchos coches.
BMW R 1200 RT 2010

BMW R 1200 RT 2010

Puntos a favor de la BMW R 1200 RT

  • Es bastante más ligera, concretamente 42 kilos, casi el peso de una persona ligera.
  • Más facilidad para maniobrar en parado (subido a la moto y desde fuera de ella) y a baja velocidad.
  • Más ágil por su menor peso, la distribución de éste, menor distancia entre ejes y neumáticos más estrechos.
  • Más cómoda. El tarado de suspensiones de la BMW apuesta claramente por la comodidad, en función de tu carácter puede que incluso en exceso.
  • Entrega de potencia más suave, lo que redunda en una mayor comodidad, sobre todo para el acompañante que cabecea menos con los cambios de carga en el acelerador.
  • Mejor protección aerodinámica. Con 1,85 metros de estatura me protege prácticamente al completo, sólo los hombros quedan un poco descubiertos. Con lluvia a 120 Km/h no te mojas prácticamente nada y ajustándote correctamente la pantalla quedas exento de rebufos.
  • Mandos más intuitivos y tacto general más suave.
  • Retrovisores con mejor visibilidad. Al menos con mi estatura el campo de visión es mayor, aunque me refleja las manos y las maletas.
  • Mejor frenada. Buen equipo de frenos, menos peso y Telelever delantero que reduce el hundimiento, aunque en estas motos y más con carga, se usa mucho el freno trasero para evitar cabeceos.
  • Mayor sensación de calidad.
Triumph Trophy 1200 SE

Triumph Trophy 1200 SE

Puntos a favor de la Triumph Trophy 1200

  • Motor sencillamente espectacular, es más potente que el de la BMW, tiene buenos bajos, medios y una estirada final que te invita a subirlo de vueltas en tramos de curvas. Mínimas vibraciones.
  • Mayor diferencia entre los distintos ajustes de suspensión. Tiene tres modos (como la BMW con el sistema ESAII) pero se aprecia más la diferencia entre ellos, con un modo Sport que le permite más alegrías, mientras que el más blando (aunque algo más firme que en la BMW) resulta muy cómodo.
  • Más aplomada, se siente más la rueda delantera y entra mejor en curvas. Tiene un carácter más deportivo y se nota, con la Triumph puedes ir a Cabo Norte y te lo puedes pasar bastante bien en los tramos de curvas.
  • Cambio más suave y preciso.
  • Más amplia para pilotos altos y las piernas van más estiradas.
  • Hueco portaobjetos en el carenado con cierre centralizado.
  • Sistema de cierre de las maletas más cómodo, se pueden cerrar con una sola mano.
  • Consumo menor. En nuestra prueba 5,9 litros a los cien, la BMW 6,1. Ritmo rápido en autovía y carreteras secundarias además de pisar algo de ciudad.
  • Precio claramente inferior: 2.150 euros en las versiones equivalentes y 650 euros menos en las versiones probadas.
En cada maleta cabe de sobra un casco integral

En cada maleta cabe de sobra un casco integral

Puntos en contra de la BMW R 1200 RT

  • Si tienes carácter racing, te parecerá blanda y de respuesta tranquila.
  • El motor cocea en bajos, vibra en altos y, al acelerar en vacío empuja la moto hacia la derecha. (Seguro que en breve incorpora el motor de la nueva BMW R 1200 GS).
  • Embrague en seco que resulta delicado al maniobrar con la moto cargada. Puedes quemarlo con relativa facilidad.
  • Poco espacio para apoyar los pies en el suelo, las piernas golpean con el carenado o las estriberas.
  • Necesitas las dos manos para cerrar las maletas.
  • Menos aplomo y sensación de seguridad en la rueda delantera (sobre todo con carga), por lo que tienes más reparos a la hora de meterla en curva.
  • Cambio un poco tosco, en primera y segunda hay que buscarle el punto.
  • Precio más elevado
Para recorrer muchos kilómetros

Para recorrer muchos kilómetros

Puntos en contra de la Triumph Trophy 1200

  • Muy pesada aunque estable a baja velocidad, pero hay que tener cuidado. Muy difícil maniobrar con ella en parado (encima de la moto, fuera de ella mejor ni intentarlo). Subirla al caballete requiere fuerza y mucha maña, pero es que la pata de cabra tumba muchísimo la moto y para levantarla hay que hacer un gran esfuerzo. Yo soy grande y con la moto cargada tenía que coger impulso para enderezarla.
  • Piñas del manillar sobrecargadas y con un manejo complicado. Los menús para ajustes de suspensión y ordenador de a bordo son enrevesados.
  • Turbulencias. No he conseguido encontrar la posición en que la pantalla no me genere turbulencias. O me empuja la cabeza hacia delante o me entra más ruido en el casco que con una naked.
  • Menos ágil. Por culpa del peso y el mayor volumen. Se mueve bien en curvas, tiene más aplomo y su motor le hace disimular el peso, pero se nota en las frenadas y cambios de dirección.
  • Menos visibilidad por los retrovisores. Al menos en mi caso. También reflejan las manos y las maletas pero el campo de visión es menor.
  • Menor sensación de calidad

La opinión del probador

Después de muchos kilómetros con estas dos motos me queda claro lo diferentes que son en cualquier escenario. ¿Cuál me compraría? Ninguna, y no lo digo por no mojarme, es que no son mi tipo de moto. En caso de viajar, tiraría más a por una trail como la BMW R 1200 GS o la Triumph Explorer 1200, aunque la lógica dice que para largos viajes son mucho mejores las turismo.

Reunión de probadores con estas dos ruteras

Reunión de probadores con estas dos ruteras

Pero no nos desviemos. La BMW es todo comodidad, es suave como un peluche (menos el cambio) y además rebosa calidad por cada una de las curvas de su carenado, lástima el fallo de diseño que no nos deja espacio para echar pie a tierra.

La Triumph es más deportiva, tiene un corazón salvaje y un conjunto chasis-suspensiones a la altura. Puedes viajar y rodar disfrutando en zonas reviradas, pero pesa mucho y cuesta demasiado moverla en parado.

Y luego está el tema del precio, que la BMW es muy elegante pero cuesta 2.000 euros más que la Triumph y con eso te compras el equipamiento completo para ti y tu acompañante o un scooter para ir al trabajo a diario.

Competidoras

Aquí tienes las fichas técnicas de nuestras dos rivales de hoy y sus tres competidoras más cercanas:

Ficha técnica BMW R 1200 RT 2010 (18.450 €)
Ficha técnica Triumph Trophy 1200 SE (17.795 €)

Compara hasta cuatro motos a la vez en nuestro comparador de motos.

GALERÍA DE FOTOS COMPARATIVA TURISMO: BMW R 1200 RT / TRIUMPH TROPHY 1200 SE

Vestuario Piloto: Casco Givi 40.2 GT, chaqueta Acerbis Clypse, Pantalón Hebo Xaloc.
Vestuario Pasajero: Casco Suomy Apex Angel, Chaqueta Suomy Hybrid Mesh, Pantalón Suomy PM Pant

Acerca de Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, pero a los veinte su gran pasión pasó a ser la moto, da igual que sea de campo, deportiva, minimoto… ¡se sube a todas! Probador vocacional de alma racing, disfruta con cada moto como si fuese la primera vez.

3 Comentarios

  1. Grandes motos las dos… y nunca mejor dicho ;)

  2. Me encanta la primera foto…

  3. He probado las 2 y creo que relación precio/moto la Trophy es mejor compra

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.Campos obligatorios marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>