29 abril, 2016

Prueba: Chaqueta Acerbis Ramsey

Ya os presentamos en su momento la chaqueta Acerbis Ramsey, ahora llega el momento de probarla y contaros sus puntos fuertes y donde flaquea.

Chaqueta Acerbis Ramsey
Chaqueta Acerbis Ramsey

La Ramsey debe su nombre a un pueblo de la Isla de Man. Es una chaqueta de tres cuartos apta para viajar y para el día a día en invierno y también en entretiempo porque tiene forro desmontable. Su diseño permite hacer juego con muy diversas motos, queda bien con una turismo, una naked o una trail. Está fabricada en poliéster Oxford de 600D, tiene refuerzos e insertor reflectantes.

Cuatro bolsillos exteriores y uno interior
Cuatro bolsillos exteriores y uno interior

Para lograr más comodidad cuenta con ajuste en la parte baja por corchetes y por velcro en cintura, brazos y antebrazos (aquí también tiene corchetes). Además, los antebrazos tienen cremallera para no tener que cambiar el ajuste por velcro cada vez que nos ponemos y quitamos la chaqueta. El cuello tiene un detalle curioso, un anillo elástico con un enganche que lo pliega para que cuando nos bajemos de la moto no vayamos con el cuello cerrado o ‘tieso’ hacia delante. Pero el cuello también es su punto débil. Tiene un refuerzo en la parte trasera que dificulta su ajuste y el velcro que lo cierra por delante es pequeño, tiene poca fuerza y, si tienes el cuello un poco grueso, se suelta con facilidad.

Ajustes en brazos y antebrazos
Ajustes en brazos y antebrazos

Para el día a día es práctica por sus múltiples bolsillos, tiene uno interior (tanto con el forro puesto como sin él) y cuatro exteriores, dos en el pecho con cremalleras termoselladas y dos más abajo con velcro. Estos últimos son los que más se usan para llevar las llaves, por ejemplo. El forro se une de forma clásica, por cremallera y corchetes. No incomoda una vez puesto y tampoco es complicado ponerlo y quitarlo.

Las protecciones son desmontables, tiene en hombros, codos y espalda. También tiene cremallera para unir al pantalón.

La chaqueta es cómoda y práctica, con la única pega reseñable del ajuste del cuello. Rodando con una naked a tres grados bajo cero y con sólo una camisera de manga corta y un forro polar fino de interior bajo la chaqueta, no hay sensación de frío. Protege del viento a la perfección y aguanta bien la lluvia. ¿Llega a calar? Imaginamos que sí, como todas, pero nos cayeron dos buenos aguaceros y aguantó el tipo. Se mojó por fuera pero en la ropa interior no hubo ningún signo de humedad.

El precio es otro punto a tener en cuenta sus 280 euros parecen más que razonables para la calidad que ofrece.

GALERÍA DE FOTOS CHAQUETA ACERBIS RAMSEY

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, pero a los veinte su gran pasión pasó a ser la moto, da igual que sea de campo, deportiva, minimoto… ¡se sube a todas! Probador vocacional de alma racing, disfruta con cada moto como si fuese la primera vez.

Mira también...

Yamaha Tricity 2015

Prueba: Yamaha Tricity 125 2015

Los scooter de tres ruedas no son coto privado de Piaggio aunque la marca italiana sea la que ofrece una gama más amplia. Yamaha entra en este segmento con un modelo ligero, sencillo y muy económico, casi tanto como un 125 de dos ruedas. Lo probamos a fondo.

11 comentarios

  1. De aquí a la pasarela es un paso, jejeje

  2. Alberto Sánchez

    Muy buena prueba Iván, y muy buenas poses, jaaaaaajajajajajaajajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *