Prueba: Aprilia Tuono V4 R APRC

Prueba: Aprilia Tuono V4 R APRC
¿Aún no has votado esta noticia?

Posiblemente la Aprilia Tuono V4 R APRC sea la naked más salvaje del mercado, pero lo que podemos asegurar sin lugar a dudas es esto: Es la más brutal que ha pasado por nuestras manos. Y lo más curioso es que resulta bastante desconocida o no se la suele tener en cuenta. Sí, es curioso porque esta Aprilia es una moto espectacular.

Ficha técnica Aprilia Tuono V4 R APRC.

Aprilia Tuono V4 R APRC
Aprilia Tuono V4 R APRC

Estéticamente la Tuono sigue pareciendo un insecto por la parte delantera, se parece a la RSV4 pero es más exótica. Se considera naked, pero tiene un frontal generoso, una mini-cúpula, micro-carenados laterales y quilla. Es casi una semicarenada que llama la atención incluso con la discreta combinación de colores de nuestra unidad de pruebas.

Equipamiento de la Aprilia Tuono V4 R APRC

Normalmente este apartado de las pruebas da para poco con una naked deportiva, pero en el caso de la Tuono da para mucho. Empezamos por la postura de conducción y el pasajero, luego ya entramos en materia tecnológica.

La posición a los mandos de la Tuono es muy racing de cintura para abajo, con un asiento alto (840 mm) y estriberas altas y retrasadas. El manillar es de una pieza, más ancho y alto que unos semimanillares pero obliga a inclinar la espalda hacia el frente, es algo ancho y te da una postura de control pero a la vez deportiva.

Curiosos asideros ocultos
Curiosos asideros ocultos

El pasajero tiene un espacio muy elevado que llaman asiento pero en realidad es una especie de potro de tortura para el sufrido paquete.  Parece el colín de un asiento monoplaza, pero el propio asiento del pasajero forma la trasera de la moto, no hay más carrocería en esa zona y, en vez de asideros, encontramos unas hendiduras en los laterales donde meter los dedos para sujetarse en las frenadas. ¿Incómodo? Mucho, incluso más que en una deportiva porque la postura es más erguida y parece que te vas a quedar sentado en el suelo en las aceleraciones. El caballaje de la Tuono también colabora a incrementar esa sensación. ¿Bonito? Yo diría espectacular, la moto tiene una imagen tremendamente deportiva a pesar de ser biplaza. Y no todo es negativo, tiene una especie de joroba en la parte delantera que ayuda a que el acompañante no se escurra hacia delante en las frenadas.

La protección aerodinámica es mayor que la esperada en una naked, claro que la Tuono es más semicarenada que naked. Las piernas no se abren por la fuerza del viento y sólo cerca de los 200 Km/h echamos en falta más protección frontal. A partir de ahí ya puedes agacharte porque el viento intenta con todas sus fuerzas arrancarte el casco de la cabeza.

Vamos con la electrónica. La Tuono tiene un cuadro de instrumentos presidido por un tacómetro analógico y una gran pantalla digital. En esta última está ‘la madre del cordero’: Indicador de marcha engranada, infinidad de ajustes (lo vemos en el apartado de motor) y un modo circuito en el que podemos visualizar la velocidad, temperatura del motor, ajustes seleccionados y el tiempo por vuelta. Y lo mejor, todo esto se manipula desde el manillar sin necesidad de soltar las manos.

Motor y parte ciclo de la Aprilia Tuono V4 R APRC

El motor de la Aprilia Tuono R también deriva del de la RSV4, se trata de un cuatro cilindros en V a 65 grados situado en posición transversal que cubica 996 cc. Pierde potencia con respecto a su hermana deportiva, pasa de 180 a 167 CV para mejorar la respuesta a bajo y medio régimen, algo que ya era bueno en la RSV4. Y es que el tacto de los V4 recuerda un poco a los bicilíndricos, pero con más suavidad y más revoluciones disponibles, es como un punto intermedio entre éstos y los tetra en línea.

Cuadro con modo circuito (cronómetro incluído)
Cuadro con modo circuito (cronómetro incluído)

La electrónica está muy presente en la Tuono, para empezar tiene acelerador ‘ride by wire’, sin cable mecánico (algo ya muy común). Pero menos común es encontrar tres modos de conducción, Rain (25% menos de potencia), Sport (100% de CV) y Track (100% de CV y una respuesta al acelerador sin contemplaciones, pensado en principio para su uso en circuito). Además tiene un control de tracción regulable en 8 puntos y un cambio con el que puedes subir marchas sin cortar gas, como en las carreras. El paquete APRC suma un control anticaballitos con tres puntos de ajuste y launch-control, un asistente para lograr la salida más rápida posible acelerando a fondo y soltando el embrague de golpe (como en MotoGP). ¿Quieres ver una demostración?, aquí tienes un vídeo de cómo funciona el launch-control en un Porsche Panamera. Lo siento, pero no fui capaz de probarlo, lo intenté en varias ocasiones pero mi instinto de supervivencia y mi poco tecnológico cerebro me lo prohibieron.

El cambio es una auténtica delicia por tacto, por precisión y porque te permite ir subiendo marchas sin cortar gas. Y no, no pienses que esto es sólo para circuito, viene bien también en carretera y funciona correctamente sin que la aguja tenga que ir obligatoriamente tocando la zona roja antes de cada cambio.

Robusto chasis de aluminio, horquilla invertida y amortiguador trasero Sachs, discos de 320 mm en la rueda delantera con pinzas de anclaje radial (y bomba radial) y disco de 220 mm en la rueda trasera. Los componentes denotan calidad, pero si eres un fanático de ‘lo máximo’ hay una versión Factory con componentes de auténtica ‘pata negra’.

Prueba dinámica de la Aprilia Tuono V4 R APRC

La Tuono impresiona cuando te pones a los mandos. El manillar es muy ancho y la postura de conducción similar a la de muchas deportivas exceptuando la posición de las manos. El ancho depósito abre nuestras piernas y el V4 empieza a tirar contundentemente desde ralentí.

Es una moto corta con un motor impresionante y un manillar ancho… Una auténtica ‘quitapuntos’. La rueda delantera quiere despegar constantemente, menos mal que contamos con un control anticaballitos regulable, porque podríamos ir con la rueda en el aire incluso en cuarta.

Una pasada en carretera, rápida y segura
Una pasada en carretera, rápida y segura

En ciudad se mueve, pero nada más. Se antoja un poco brusca incluso en el modo más suave y sus ganas de correr se nos transmiten y acabamos realizando una conducción un tanto agresiva. No le gusta encadenar muchos semáforos porque se calienta, le cuesta entrar entre coches por su ancho manillar y no hablemos de serpentear entre ellos, porque gira poco y es muy ancha.

En autovías ya te puedes imaginar… Aunque tenga una semi-cúpula te comes el viento porque vas ‘crucificado’ por el manillar y, sin querer, ruedas demasiado deprisa. Lo suyo son las curvas, está claro.

Si es en carretera, tiras de control de tracción y puedes ir muy rápido y muy seguro. Es impresionante cómo corre, cómo frena, cómo hace las curvas y cómo sale de éstas. Ah, y también es impresionante lo cansado que llegas a casa después de una mañana con ella, eso sí, con una sonrisa de idiota que no te la quitas hasta después de la siesta.

¿Y si entras en circuito? Nosotros lo hemos hecho, aquí tienes una vídeo-prueba de la Tuono en el Jarama. En circuito su hermana la RSV4 le da pa’l pelo, lógico. Aquí la Tuono tiene dos problemas:

1-      Que cargas el peso más atrás y sales con la rueda en el aire sí o sí.

2-      Que el ancho manillar te obliga a estirarte de brazos un montón cuando te descuelgas en las curvas. Tu aliado en carretera se vuelve tu enemigo en circuito.

Competidoras de la Aprilia Tuono V4 R APRC

KTM 990 Superduke R
Benelli TnT 1300 R
Ducati Monster 1100 EVO
Ducati Streetfighter S
MV Agusta Brutale 1090
Triumph Speed Triple R

LA OPINIÓN DEL PROBADOR

Quiero una!
Quiero una!

Me encanta, la Tuono me encanta. Sí, sí, me tiene loco. Si pudiera tendría una RSV4 para circuito y una Tuono V4 para carretera.

Desde que probé estas dos motos me quedé marcado por varios motivos y no sólo porque me gusten estéticamente. Me acoplo muy bien en ellas y eso con mi 1,85 de estatura no suele ser fácil, son cortas pero no enanas. El V4 es sencillamente brutal pero la electrónica te permite controlarlo, te hace sentir que eres mejor piloto y además es aprovechable en carretera, no sólo en circuito.

Vamos, que llevas un pepino pero que no se desmadra. ¿Qué más se puede pedir?

GALERÍA DE FOTOS APRILIA TUONO V4 R APRC

Sobre Masmoto.net

Mira también...

KTM 1050 Adventure 2015

Prueba: KTM 1050 Adventure 2015

En líneas generales las motos trail cada vez son más asfálticas, cómodas y viajeras, por suerte hay modelos como la KTM 1050 Adventure que mantienen el espíritu original de este segmento.