Prueba: Navegador TomTom VIO para scooter

¿Aún no has votado esta noticia?

El TomTom VIO es un navegador pensado principalmente para scooter, pero también es válido para utilizar en ciudad con más tipos de motos. A finales del verano os presentamos el TomTom VIO, es un navegador sencillo, práctico, seguro y, para ser de moto, económico. Pero todo esto ya lo intuíamos cuando conocimos el producto, ahora lo hemos probado para poder contarte lo que nos ha parecido.

TomTom VIO, navegador desarrollado para scooter
TomTom VIO, navegador desarrollado para scooter

Especificaciones del TomTom VIO

Como ya os lo contamos en su día no vamos a repetirnos en exceso y mejor nos centramos en hablar de su funcionamiento, pero sí vamos a contar brevemente sus características principales. Si quieres saber más, en el link de arriba tienes más detalles.

El TomTom VIO trabaja asociado a un smartphone
El TomTom VIO trabaja asociado a un smartphone

Lo principal es que funciona asociado a un smartphone vía Bluetooth en el que debemos instalar la aplicación TomTom VIO. Este navegador en realidad es una pantalla táctil (funciona con los guantes de moto) donde se muestra la información y sólo se pueden realizar funciones básicas -como seleccionar un destino anterior- para que no nos despistemos.

Es impermeable, cuenta con mapas de toda Europa de por vida que debes descargar en el teléfono, pero tú eliges los que quieres para no ocupar excesiva memoria. También tiene avisos de radares, instrucciones vocales que puedes escuchar si tienes un auricular Bluetooth, calcula rutas alternativas por problemas de tráfico en tiempo real y, si te llaman por teléfono, puedes ver quién es para detenerte si se trata de una llamada importante. Además puedes personalizar el VIO porque las carcasas protectoras de goma son de colores (de serie es negra).

El TomTom VIO trabaja asociado a un smartphone
El TomTom VIO trabaja asociado a un smartphone

¿Y por qué se supone que es para scooter? Fácil, porque es básico, porque trabaja sólo con batería y porque tira de los datos de tu teléfono, si lo usas para viajar tendrías que tener en cuenta el consumo de datos del teléfono (aunque gasta poco, todo hay que decirlo) y el de batería de los dos dispositivos. Para reducir el gasto de batería del teléfono se puede desconectar el GPS y así sólo se utiliza el del VIO, pero ojo porque entonces no tendremos avisos de radares ni de tráfico.

Prueba dinámica del TomTom VIO

Empezamos por el principio, por la instalación. Tenemos dos opciones, fijar el soporte al brazo del retrovisor o al manillar, de serie cuenta con estos dos anclajes. Si puedes elegir yo prefiero en el retrovisor, porque queda más alto y desvías menos la mirada del frente. Para instalarlo viene con la herramienta necesaria y no tardas más de tres minutos, eso sí, también tienes que instalar la app en el móvil.

Anclaje fiable y con un ajuste rápido

Es importante ajustar bien la posición del VIO porque si lo miras de lado pierde calidad de imagen y cambian los colores. Bien, conectamos el VIO con el móvil por Bluetooth, programamos una ruta y nos ponemos en marcha. En principio todo bien, pero sí es cierto que tarda más que los navegadores normales en marcar tu posición (se aprecia un pequeño retardo cuando haces un giro).

Este retardo no es nada grave porque la velocidad es baja, pero lo hemos probado en carretera con una moto grande (aunque no esté diseñado para ello) y en cruces con dos salidas o cruces muy seguidos sí puede suponer un problema.

No es necesario desviar mucho la vista del frente
No es necesario desviar mucho la vista del frente

La pantalla funciona perfectamente al pulsarla con los guantes y para mí es un acierto que no tenga más funciones. Muestra la información necesaria, nada más, y eso es positivo de cara a la seguridad. Quizá una pantalla un poco más grande estaría bien, pero entonces sería demasiado aparatoso y perdería un poco el sentido.

El VIO cabe perfectamente en un bolsillo, se pone y se quita muy fácilmente (girando un cuarto de vuelta) y la fijación es fiable. ¡Pero atención! no te lo dejes puesto en la moto cuando la aparques porque lo más seguro es que cuando vuelvas ya no esté tu VIO. Es más, algún espabilado podría perfectamente quitártelo y salir corriendo mientras estás parado en un semáforo. Un punto de fijación a la moto o, mejor aún, un cable extensible que puedas engancharte a la chaqueta o la muñeca eliminaría de un plumazo la posibilidad de un hurto fugaz y de que se te olvide puesto.

Valoración final

Sensación positiva pero con luces y sombras tras probar el VIO. Funciona bien para el uso que está desarrollado, pero el precio resulta un poco elevado. Son 170 euros y depende totalmente de un smartphone para su utilización, con ese dinero puedes comprar un smartphone, un soporte para moto y utilizar cualquier app gratuita para navegar. No es lo mismo, está claro, pero el precio del VIO se antoja un poco elevado.

TomTom VIO para scooter

Personalmente me parece muy eficaz en conducción urbana incluso sin auricular (yo lo prefiero así, sin audio). He probado diferentes soportes de móvil para moto y no hay color, el VIO es mucho más práctico y seguro, aunque no es comparable con un navegador de coche o moto. Es más, por precio incluso tiene al enemigo en casa, porque el START 42 de coche cuesta 130 euros y ya he visto más de un scooter con él acoplado.

Fotos: Raúl Ramírez

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, pero a los veinte su gran pasión pasó a ser la moto, da igual que sea de campo, deportiva, minimoto… ¡se sube a todas! Probador vocacional de alma racing, disfruta con cada moto como si fuese la primera vez.

Mira también...

Bolsa túnel scooter Shad SC30

Prueba: Bolsa túnel para scooter Shad SC30

Las bolsas túnel para scooter son grandes desconocidas, pero aportan capacidad de carga extra y más practicidad a los scooter. Probamos la bolsa Shad SC30.