Probamos la moto del futuro según Bosch, hiperconectada

¿Aún no has votado esta noticia?

¿Qué te parecería poder saber que en doscientos metros viene una curva peligrosa para tu nivel de conducción cuando todavía no puedes ver por el trazado de la carretera? ¿O que los coches recibiesen un aviso cuando te aproximas a ellos por detrás o en un cruce con poca visibilidad? ¿Y qué me dices de una batería intercambiable para scooter que te permita reemplazarla por otra cargada en la gasolinera en sólo unos segundos?

Bosch nos muestra cómo será la motocicleta del futuro y los diferentes sistemas de asistencia, conectividad, propulsión y electrificación que hoy ya son una realidad y también que llegarán en un futuro cercano.

Bosch

La marca alemana ha organizado un exclusivo evento internacional al que sólo hemos asistido tres periodistas españoles para poder conocer de primera mano todos estos sistemas y también probarlos, los que ya están en producción y también prototipos que pronto serán una realidad.

Hace seis años estuvimos en la pista de pruebas de Bosch en Boxberg (Alemania) para conocer y probar los diferentes sistemas de seguridad aplicados a la motocicleta que eran lo último en aquel momento y que hoy equipan muchas motos.

No te pierdas las diferentes pruebas de ABS y control de estabilidad para moto y scooter que realizamos en Boxsberg, ni los vídeos de estas pruebas.

Esta vez hemos viajado hasta allí con el mismo objetivo, pero los sistemas han cambiado notablemente y muchos de ellos se han orientado a la conectividad -como sucede en los coches-, tanto los de confort como los diseñados para mejorar la seguridad sobre la moto.

Un punto importante a destacar antes de entrar en detalle con los diferentes sistemas es que los relacionados con avisos de peligro al conductor sólo actúan cuando verdaderamente se trata de situaciones peligrosas, ya que en caso de masificar el número de avisos el conductor deja de prestarles atención e incluso puede ser que llegue a desactivar el sistema.

Sistemas de propulsión y electrificación

Para empezar te voy a hablar sobre la tan de moda electrificación, pero antes de una tecnología actual, muy importante y también bastante desconocida, la gestión electrónica del motor.

Y es que tras el ride-by-wire o acelerador electrónico parece no que no hay mucho más, pero existe una gran tecnología incluso en las motos más sencillas orientada a aumentar las prestaciones y también a reducir el consumo y las emisiones. Pero lo llamativo de verdad es la propulsión eléctrica y en Boxberg pudimos probar unas unidades de un modelo que Govecs va a empezar a comercializar este mismo mes.

Tiene dos baterías y una autonomía entre 95 y 120 km con una potencia de 4 kw, pero en breve lanzarán una versión con 11 kw para plantar cara a los scooter de 125 cc y más modelos, no sólo con estética retro. El empuje de los motores eléctricos desde parado es brutal, lo que les permite moverse con más soltura en ciudad que los clásicos scooter con motor térmico. Además, acusan mucho menos la carga y aceleran mucho incluso llevando paquete.

También vimos una propuesta de baterías intercambiables, que podría ser la respuesta definitiva para los que el freno a la hora de pensar en un scooter eléctrico es el problema que supone tener un sitio donde cargarlo. El plan es tener baterías cargadas en las gasolineras que podamos intercambiar en un momento por las gastadas de nuestro scooter… como antiguamente se hacía con las las bombonas de gas.

Connected Horizon, ver más allá que tus ojos

No es ciencia ficción, simplemente un paso lógico cuando hablamos de seguridad ligada a la conectividad. Bosch ha desarrollado un sistema que, mediante la conexión de la moto y las infraestructuras a la nube será capaz de alertarnos de diferentes peligros con antelación, como por ejemplo curvas peligrosas, atascos, obras, etc.

bosch-comunicacion

Es más, en una segunda fase este sistema será capaz de evaluar nuestro nivel de conducción en sólo unos metros y alertarnos de estos peligros adaptándolos a nuestra velocidad y pericia, porque no es lo mismo una curva de 60 km/h para un conductor novel que para Marc Márquez.

En el circuito de Boxberg pude probar un prototipo de este sistema y tuve la sensación de estar jugando al Colin McRae en la Play Station, con la salvedad de que la recepción de la información era acústica en vez de tener que ir leyendo en pantalla.

El sistema estaba programado en este caso para alertar sólo de curvas peligrosas y, con un casco provisto de sistema de audio, recibía la información necesaria: distancia a la curva, hacia qué lado es y también la velocidad máxima. Todo esto antes de ver la curva, porque el trazado era revirado y con muchos cambios de rasante. Espectacular.

Comunicación moto-coche para evitar colisiones

El día que los diferentes tipos de vehículos y las infraestructuras estén conectadas podrán interactuar entre ellos intercambiando información como tipo de vehículo, velocidad, posición y sentido de desplazamiento, todo esto muchas veces por segundo.

No está tan lejos que esta tecnología llegue al mercado, pero de momento probé un prototipo, en esta ocasión mi viaje fue en coche para ver cómo alertaba al conductor de las diferentes situaciones de peligro.

Estuvimos probando cómo el conductor de vehículo recibe una alerta acústica y visual cuando una moto se acerca por detrás con una importante diferencia de velocidad y también cuando la moto se aproxima a un cruce que tenemos por delante con escasa visibilidad. El resultado es tan satisfactorio que, tras probarlo, te hace ansiar su llegada a la producción en serie para poder así evitar miles de accidentes.

Clúster de conectividad integrado, adiós a los relojes analógicos

Se trata de un sistema de información similar a las pantallas multifunción de los coches pero diseñado específicamente para motos (por tamaño, peso, impermeabilidad, vibraciones…). Sustituye al cuadro de instrumentos convencional y aporta mucha más información, además es personalizable.

bosch-conectividad

Esto no es algo futuro, la KTM 1290 Super Adventure ya le equipa de serie y durante este evento de Bosch estuvimos probando dos funciones que no pude probar en la presentación del modelo y que requieren conectar el teléfono a la moto.

La primera es el audio streaming, reproducir música desde un dispositivo externo y su control desde la piña izquierda. La segunda es el control de llamadas de teléfono, para lo que recibí una llamada mientras rodaba escuchando música con la KTM. El resultado es muy positivo porque no te obliga a soltar la mano del manillar y el manejo es muy intuitivo.

También nos hicieron una demostración sobre la integración de diferentes app en la moto a través del teléfono móvil y cómo con este sistema se pueden recopilar muchos datos del recorrido, como ángulo de inclinación, velocidad de paso por curva, datos concretos de la ruta, etc.

Llamada de emergencia, avería o información

El eCall, que ya está presente en los coches, contacta automáticamente con los servicios de emergencia en caso de accidente y transmite los datos y posición del vehículo. En caso de avería, el bCall contacta de forma independiente con el taller mecánico y envía los datos necesarios. Y para cuando necesitamos información en general, el iCall es un asistente en carretera que ofrece acceso a información de servicios como la ubicación de la gasolinera más cercana.

Sistemas de asistencia, seguridad y comodidad

El control de estabilidad para moto es cada vez más complejo, lo que empezó como un simple ABS luego añadió un control de tracción, de estabilidad y ahora puede modificar sus parámetros en función de las diferentes situaciones.

La prueba que nos ofrecieron se centraba en el control de la frenada en curva, un punto crítico que, si se controla, puede evitar muchísimas caídas. Realicé la prueba con dos motos opuestas, una Aprilia Tuono (prueba Aprilia Tuono) y una KTM 1290 Super Adventure.

La Tuono tiene sistema de frenada independiente, mientras que la KTM cuenta con frenada combinada. Además, en la Aprilia puedes regular en tres posiciones la actuación de este sistema: 3 máxima seguridad, 2 intervención más leve, 1 anulación del sistema. Lo probé en posición 2 y 3, la 1 no nos dejaron activarla :)

bosch-abs 

Con este tipo de ABS puedes frenar con decisión con la moto inclinada y se reduce mucho la tendencia natural a levantarse y abrir la trayectoria. Con la Aprilia pude comprobar cómo resultaba más fácil en el modo con mayor asistencia y cómo la moto se levantaba más al frenar en el modo menos asistido. En el caso de la KTM con su frenada combinada te transmite todavía más aplomo en esta situación concreta.

El vehicle hold control cuenta con dos variantes, aunque el objetivo es el mismo, facilitar la salida desde parado en pendientes. La versión más sencilla se activa automáticamente al detener la moto en un punto con una inclinación superior a cinco grados y mantiene la moto bloqueada al soltar el freno durante unos segundos.

bosch-freno

La versión más evolucionada no se activa de forma automática, debemos presionar con más fuerza la maneta para activarla y se mantiene la moto bloqueada todo el tiempo que queramos, tanto en subidas como en llano o bajada.

Mucha tecnología que, en muchos casos, pasa desapercibida. Lo que está claro es que montar en moto hoy se parece en muy poco a lo que era hace sólo un puñado de años.

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, pero a los veinte su gran pasión pasó a ser la moto, da igual que sea de campo, deportiva, minimoto… ¡se sube a todas! Probador vocacional de alma racing, disfruta con cada moto como si fuese la primera vez.

Mira también...

Kymco Super Dink 2017

Kymco Super Dink 125/350 2017, a prueba el scooter superventas

El nuevo Kymco Super Dink sube de nivel, el superventas de la marca taiwanesa eleva su calidad notablemente en busca de esos clientes que quieren más. Lo probamos con las dos motorizaciones disponibles, 125 cc y 350 cc.