Manta Tucano Urbano Termoscud

Prueba: Manta Tucano Urbano Termoscud

Parece que el frío y la lluvia han llegado para quedarse y es el momento para equiparnos convenientemente ante las inclemencias meteorológicas. Si eres de los que te mueves a diario en scooter, la marca Tucano Urbano te lo pone fácil con la manta Termoscud, uno de los accesorios más efectivos contra el mal tiempo.

Recientemente os anunciábamos las últimas novedades que nos llegaban desde Italia referentes a la manta Tucano Urbano Termoscud (ver noticia de la manta Tucano Urbano Termoscud), pero como no es lo mismo que te lo cuente la marca que probarlo tú mismo, la hemos montado en el Piaggio Beverly 350 ST (ver prueba Piaggio Beverly 350 Sport Touring) para contaros qué nos parece. El modelo que corresponde a este scooter es el Termoscud R081 que tiene un precio recomendado de 125 euros, aunque actualmente lo podemos encontrar por menos de 100 euros.

Manta Tucano Urbano Termoscud
Probamos la manta Tucano Urbano Termoscud

El scooter es, cada vez más, el vehículo elegido para moverse con agilidad en las grandes ciudades. En los desplazamientos urbanos es uno de los medios de transporte más rápidos, cómodos, limpios, prácticos y fáciles de conducir. Además, con el equipamiento que ofrecen algunos modelos, se convierte en una de las motos más seguras ya que muchas cuentan con ABS e incluso control de tracción.

Con el frío pocos son los que se atreven a sacar las motos de gran cilindrada del garaje, pero sí son muchos los que no dudan en salir con su scooter para ir al trabajo o para moverse con soltura entre el tráfico de la urbe. Para todos estos, Tucano Urbano dispone de un amplio catálogo de accesorios y vestuario, pero es la manta Tucano Urbano Termoscud el accesorio que más destaca por su fama y popularidad.

Instalación de la manta Tucano Termoscud

La instalación de la manta Tucano es relativamente sencilla. En la bolsa de transporte encontramos pegatinas transparentes que ayudan a proteger la pintura de nuestro carenado evitando rozamientos, un manual de instrucciones en varios idiomas, cinchas de ajuste, un llavero y la herramienta necesaria para el montaje. En nuestro caso, la herramienta consiste en una llave torx en forma de ‘L’ con la que hemos podido realizar todo el montaje sin necesidad de nada más.

Manta Tucano Urbano Termoscud
Instalación y montaje

Para la primera instalación hay que contar con al menos 45 minutos, ya que hay que leer tranquilamente las instrucciones, seguir los pasos indicados y ajustar perfectamente las cinchas comprobando que todo está en su sitio. Os recomiendo buscar un lugar luminoso y pensar que en algún momento te tendrás que arrastrar por el suelo para colocar los tensores inferiores.

Ventajas de la manta Termoscud

Una vez instalada la manta Tucano Urbano en el scooter toca probarla y adaptarse a ella. Las ventajas son muchas, pero también le hemos encontrado alguna pega.

Empecemos por las cosas buenas: Claramente la principal ventaja de la manta Termoscud, es que nos protege perfectamente contra el frío y  la lluvia cubriéndonos las piernas, los pies e incluso el abdomen y parte del pecho. Hay que tener en cuenta que la mayoría de scooters llevan el radiador dentro del escudo delantero, por lo que la manta tiene cierta similitud a la mesa camilla con brasero de nuestras abuelas.Cuando estacionamos la moto también nos ayuda a mantener el asiento limpio y seco por medio de una funda extraíble. Tiene un bolsillo impermeable de fácil acceso e incorpora inserciones reflectantes que mejoran nuestra visibilidad.

Manta Tucano Urbano Termoscud
Bolsillo interior impermeable

Las mantas Tucano Urbano están diseñadas específicamente para cada modelo de scooter, lo que garantiza un ajuste perfecto a nuestra moto. Lleva un sistema anti flaneo (S.G.A.S.) que consiste en unas cámaras de aire que evitan que la manta se mueva por efecto del rebufo evitando la pérdida de estabilidad en marcha. No necesita mantenimiento, se limpia con agua y un paño húmedo y permite plegarse cuando no la necesitamos. Para el acceso a la llave de contacto, dispone de una abertura en forma de “ventana” y tiene un forro térmico que podremos desmontar cuando mejore la temperatura ambiente.

Manta Tucano Urbano Termoscud
Para evitar flaneo hay que inflar el sistema S.G.A.S. y sentarse sobre las cinchas superiores

Inconvenientes de la manta Termoscud

Una de las pegas que encontramos a la manta Termoscud es la dificultad que supone acceder a la guantera del scooter, en nuestro caso está debajo de la manta y cuesta mucho abrir y cerrar la trampilla porque se engancha con ella. Al depósito de combustible le pasa lo mismo, cada vez que visitamos la gasolinera nos tenemos que pelear con la manta para acceder al tapón, y para poner la llave en el clausor hay que hacerlo ‘a tientas’ porque la ventana de acceso solo tiene espacio para meter la mano.

Para colocarnos la Termoscud correctamente, tenemos que utilizar 3 cinchas, dos de ellas son para evitar que la manta se mueva en los extremos laterales y se sujetan directamente al sentarnos sobre ellas. La tercera va colocada alrededor del cuello (a modo de babero) para permitir sujetar el peto que nos cubre el pecho y abdomen. Lleva un cierre de ‘tipo mochila’ y un velcro de seguridad con el fin de evitar un tirón en caso de accidente. El tener que llevar una cinta colgada al cuello me ha parecido un poco incómodo.

Manta Tucano Urbano Termoscud
Manta enrollable y forro desmontable para temperaturas más suaves

Una vez en marcha lo primero que notamos es la reducción en la libertad de movimientos, tanto en las rodillas como en los pies. Una sensación a la que debemos acostumbrarnos porque los primeros días nos dará la sensación de ir atados. Hasta este momento no he mencionado nada de la estética, pero salta a la vista que al montar la manta Termoscud se pierde todo la gracia de nuestro scooter. Aquí es el punto donde cada uno debe valorar si prefiere estética o confort, y si eres de los que piensan que “ande yo caliente, ríase la gente...” o “antes muerta que sencilla…” 😀

FOTOS: Manta Tucano Urbano Termoscud

Ir a la galería completa (21 fotos)

Vestuario de la prueba: Casco Givi HPS 50.2, chaqueta Acerbis Bray Hill.

Sobre Raúl Ramírez

Empezó a curtirse en la época de los Vespino, pasó por un scooter y luego dio el salto a las motos de media y alta cilindrada. De aspecto tranquilo pero rápido en moto, no le importa ir cerrando el grupo… hasta que llega a ‘territorio comanche’, entonces hay que echarle un galgo para poder seguirle. Le gustan las deportivas, pero a la hora de comprar hace caso a la parte racional de su cerebro.

Mira también...

KTM 1050 Adventure 2015

Prueba: KTM 1050 Adventure 2015

En líneas generales las motos trail cada vez son más asfálticas, cómodas y viajeras, por suerte hay modelos como la KTM 1050 Adventure que mantienen el espíritu original de este segmento.

  • Yo lo utilizo durante todo el invierno con una Piaggio X8. No veo problemas de incomodidad ni de reducción de movilidad en mi scooter al echar pie a tierra y demás. Sí molesta algo al repostar, en cambio. Para mí se ha convertido en indispensable (vivo en Bilbao): sentarse siempre sobre seco y poder llevar cualquier tipo de pantalon y calzado es un lujo. Pegas: los hinchables interiores tienden a pincharse con el tiempo y los cambios de temperatura; no se os ocurra enrollar la manta, aunque se pueda, porque al secarse los plásticos enseguida se fisuran. Se pueden cambiar y no son caros, pero reponerlos es bastante trabajoso. Hace cinco años empezaba a utilizarlos: http://blogs.elcorreo.com/motobloj/2009/12/14/bendito-delantal/