Kymco Agility City 2016

Ponemos a prueba el Kymco Agility City 2016 y lo hacemos en el centro de Madrid

¿Aún no has votado esta noticia?

(Madrid, España). Desde su lanzamiento en 2009 el Kymco Agility City (Kymco Agility City 2009) no ha sufrido cambios importantes. Tras siete años en la cresta de la ola de ventas en España, Kymco se ha decidido a renovarlo y lo ha hecho a lo grande, renovándolo por completo y preparándolo para la futura Euro 4 con todo lo que eso conlleva (no sólo se trata de emisiones). Ya está a la venta por 2.199 euros con seguro a todo riesgo por un año.

Kymco Agility City 2016
Kymco Agility City 2016

No se trata de un facelift, restyling o actualización, el Agility City es un scooter completamente nuevo. Bueno, nuevo nuevo… en realidad se trata del Agility City 16+ que se presentó en 2013 y que la marca nunca trajo a España, eso sí, con las mejoras necesarias para poder pasar la normativa anticontaminante Euro 4.

¿Y eso en qué consiste? Pues además de un importante recorte en las emisiones máximas, también influye en seguridad, en el caso de los 125 cc deben tener como mínimo frenada combinada. Y esta ha sido la opción elegida por Kymco para su rueda alta más económico, dejando el ABS para modelos de categorías superiores (por coste).

¿Qué cambia en el Kymco Agility City?

La verdad es que cambia casi todo. La carrocería presenta un diseño más actual, cambia la rueda trasera de 16” por una de 14” (lo que exige una modificación del chasis), cambian los frenos que ahora cuentan con frenada combinada en la maneta izquierda, el sistema de alimentación (ahora inyección), el depósito pasa de estar bajo el asiento a situarse bajo la plataforma plana, la batería cambia su ubicación con el depósito de combustible, se amplía la capacidad de carga y también presenta un nuevo cuadro de instrumentos.

Kymco Agility City 2016
Ahora con inyección electrónica

El chasis no sólo se modifica para adaptarse a la nueva rueda de 14 pulgadas, también se ha reducido la distancia entre ejes y el lanzamiento de la horquilla en busca de una mayor agilidad. Las suspensiones se han mejorado y, de hecho, cuentan con un tarado específico para el mercado español.

En el apartado de frenos la mejora es muy notable, la combinada en la maneta izquierda supone para los inexpertos un extra en seguridad muy importante, ya que la mano derecha se puede utilizar sólo para acelerar y la izquierda para frenar. Pinza de tres bombines en la rueda delantera (dos para la maneta derecha y uno para cuando se acciona la izquierda) y dos bombines en vez de uno en el freno trasero. El reparto de la frenada combinada es del 65% atrás y el 35% delante.

El motor es el mismo que en el modelo anterior y mantiene su potencia máxima de 9 CV, pero ahora cuenta con un sistema de alimentación por inyección electrónica que reduce el consumo y las emisiones. El nuevo depósito tiene siete litros de capacidad, que con 2,7 litros de consumo medio, le darían una autonomía teórica de casi 260 kilómetros. Alcanza una velocidad máxima real de 101 km/h.

Kymco Agility City 2016
La frenada combinada es una mejora sustancial

Este depósito ahora se sitúa bajo la plataforma para los pies y tiene la boca de llenado tras el escudo frontal (mucho más cómodo). Esto provoca un mejor reparto de pesos, pero también que la plataforma se haya elevado y a los conductores altos les puede tocar el manillar con las rodillas en los giros cerrados. La batería ha tenido que cambiarse de sitio para pasar al hueco bajo el asiento, algo que facilita las tareas de mantenimiento pero resta parte del espacio ganado al sacar de ahí el depósito.

Más equipamiento y capacidad de carga

Cambia la guantera del contraescudo, pero no consigue una ventaja clara en capacidad, es más, la toma de 12V (que también tenía antes) queda muy cerca de la tapa y parece más que probable que al conectar un cargador no se pueda cerrar la tapa. El hueco bajo el asiento ha aumentado un 75% su capacidad, pero todavía no permite dar cabida a un casco integral, así que Kymco incluye de serie un baúl SHAD de 28 litros a juego con la carrocería del scooter.

Kymco Agility City 2016
No cabe un casco integral

El cuadro de instrumentos también cambia, poco pero cambia. Se modifica el diseño pero mantiene el velocímetro y el indicador de combustible de antaño, aunque ahora la pantalla digital no sólo es para el reloj horario, sino que incluye el odómetro, un trip y un segundo trip pensado para controlar el mantenimiento.

Y otra novedad de este Agility City son las estriberas escamoteables para el pasajero. Había poco espacio para los pies, así que se ha optado por instalar este tipo de estriberas con accionamiento automático para poder plegarlas y desplegarlas directamente con el pie.

Prueba dinámica del Kymco Agility City 2016

No hemos podido recorrer muchos kilómetros con el nuevo Agility City, pero suficientes como para sacar conclusiones de peso sobre el comportamiento dinámico de este nuevo modelo. Si necesitas más, dentro de muy poco tendremos la prueba a fondo comparándolo con el modelo antiguo, que como sigue a la venta hasta 2017 a lo mejor puede resultar una compra interesante… pero eso ya lo veremos a su debido tiempo.

Para empezar el nuevo Agility tiene un asiento más cómodo pero también un poco más alto, ahora 820 mm y antes 790 mm, pero la parte delantera es más estrecha, así que el arco de pierna no parece que vaya a variar mucho. El peso también ha aumentado, pesa 131 kilos por 121,5 del antiguo. La plataforma se ha elevado (como ya he comentado) y en mi caso, con 1,85 metros de estatura) sí me tocan las rodillas con el manillar en los giros cerrados, cosa que no me pasa con el antiguo.

Kymco Agility City 2016
Las prestaciones no han mejorado

Se aprecia mayor suavidad en el motor y menos vibraciones, pero los motores diseñados para carburación a los que posteriormente se les inyecta no lo suelen llevar bien y éste es más suave pero también acelera más lentamente. Además el Agility City se caracterizaba por una salida rápida desde parado y ahora no es el caso.

Si a esto sumamos que el variador hace trabajar al motor más bajo de vueltas que antes (imagino que para reducir consumos), tenemos un scooter más lento que el modelo al que sustituye. Eso sí, frena de lujo y las suspensiones son mucho mejores. Ah! y los neumáticos Kenda dan mil vueltas a los Cheng Shin Tires que equipaba en los comienzos.

Fotos: Kymco Agility City 2016 Euro 4

Ir a la galería completa (21 fotos)

Vestuario de la prueba: Casco GIVI 11.1 Air Jet, chaqueta Hevik Aquiles, pantalón Acerbis Acerbis Palm Spring, guantes Suomy Metropolis

También te puede interesar:

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, pero a los veinte su gran pasión pasó a ser la moto, da igual que sea de campo, deportiva, minimoto… ¡se sube a todas! Probador vocacional de alma racing, disfruta con cada moto como si fuese la primera vez.

Mira también...

KTM 1290 Super Adventure S

Prueba de contacto: KTM 1290 Super Adventure 2017

La marca austríaca echa el resto con su trail más grande y la carga con toda la tecnología de la que dispone, la KTM 1290 SuperAdventure es lo más de la marca de las motos naranjas. La hemos probado y te contamos cómo es y qué nos ha parecido.