KTM 1290 Super Adventure S

Prueba de contacto: KTM 1290 Super Adventure 2017

Prueba de contacto: KTM 1290 Super Adventure 2017
¿Aún no has votado esta noticia?

(Barcelona, España). La presentación internacional de la cuarta generación Adventure se ha celebrado en Tarrassa, en la sede de KTM. Y allí nos desplazamos para probar esta moto, el buque insignia de KTM, una moto grande, tecnológica, potente y con mucho que aportar al panorama de las maxi-trail.

KTM 1290 SuperAdventure S
KTM 1290 Super Adventure S

Tres versiones sobre una misma base, la KTM 1290 Super Adventure S es la más deportiva y con una mayor orientación al asfalto, la R todo lo contrario, está desarrollada para ofrecer más prestaciones off-road y la T (de Touring) es la más viajera, la elección de los que disfrutan de los largos viajes y quieren la máxima comodidad.

Mucha tecnología

La segunda generación de la 1290 Super Adventure es un derroche de tecnología y parte de ella está a la vista de todos aunque pase totalmente desapercibida. Me refiero a su curioso faro delantero full-LED, que llama la atención por su diseño y que además va cargadito de tecnología. Para empezar, cuenta con seis bombillas (tres en cada lado) que forman el sistema de iluminación dinámica en curva y que se encienden en función del ángulo de inclinación de la moto (una, dos o las tres si tumbas mucho).

Pero los faros LED tienen un condicionante, se calientan mucho y es necesario refrigerarlos. ¿Cuál es la solución? Incluir un bloque de aluminio a modo de disipador que, normalmente, se ubica tras el faro y se le incluye un ventilador para forzar la refrigeración. KTM lo ha puesto a la vista, lo ha situado en el frontal de la moto, entre las luces de curva para que reciba el chorro de aire directo y no sea necesario forzar su ventilación con más piezas que encarecen y aumentan el peso.

KTM 1290 SuperAdventure S
Toda la tecnología de KTM está presente en esta moto

Más tecnología, su cuadro de instrumentos totalmente digital y compuesto por una pantalla TFT de 6,5” con cristal Gorilla igual que el que se utiliza en los iPhone. Esta pantalla se ve perfectamente incluso si la luz incide directamente sobre ella o muy de lado. Además tiene regulación en inclinación para adecuarse a las diferentes alturas de piloto.

Muestra mucha información y, como detalle curioso, se permite el lujo de sustituir la luz roja de sobrerrégimen por un aviso enorme, todo el fondo de la pantalla parpadea en rojo para avisarte de que te estás pasando. Los menús para seleccionar la información a mostrar son sencillos y se manejan desde la piña izquierda.

Equipamiento

Si listamos su equipamiento creo que podríamos llenar un par de folios, así que te cuento lo más llamativo: arranque sin llave, intermitentes con función de apagado automático, un cajón hermético para el teléfono móvil con cargador, retroiluminación para las piñas de luces, toma de 12 V, control de presión de neumáticos, cuatro modos de conducción, control de velocidad, control de tracción, C-ABS con actuación en curva, suspensión semi-activa, embrague antirrebote y un sistema electrónico que acelera levemente el motor para evitar el bloqueo de la rueda trasera en retenciones cuando el firme desliza y el antirrebote mecánico no es capaz de actuar.

KTM 1290 SuperAdventure S
La ergonomía está garantizada con los ajustes de manillar y asiento

160 CV sobre un chasis tubular

Chasis multitubular de acero, aquí no hay cambios porque está demostrado que funciona y funciona bien. Este chasis abraza un motor LC8 con 160 CV de potencia y unas suspensiones semi-adaptativas firmadas, cómo no, por WP. Tiene control electrónico para las suspensiones, puedes regular precarga y también hidráulico para personalizar el comportamiento a tu gusto. Para terminar con la parte ciclo no podemos dejar de citar el cambio rápido que funciona tanto subiendo como bajando marchas (y qué bien funciona) y los frenos Brembo en ambas ruedas.

Prueba dinámica de la KTM 1290 Super Adventure S

En la presentación internacional de la 1290 Super Adventure tenían preparadas unas cuantas versiones S para que rodásemos con ellas. Y así hicimos, rodamos por autopistas, autovías, carreteras de montaña, un poquito de camino de tierra, ciudad… y también salimos de noche a probar su tecnológico faro con iluminación dinámica en curva.

KTM 1290 SuperAdventure S
Iluminación dinámica en curva con tecnología LED

En coches es algo muy extendido, pero la sensación de tumbar con la moto y que el interior de la curva se ilumine era nueva para mí. Estuve haciendo pruebas con la luz de cruce y la de carretera, inclinando más o menos para ver la actuación del faro y comprobé que supone un extra en seguridad (además que ya de por sí la iluminación normal de esta moto es mejor que la de muchos coches).

Se aprecia más con la luz de cruce y me quedé con ganas de más kilómetros para seguir probando, pero mi conclusión es que en curvas de radio medio es donde más se agradece el sistema de iluminación dinámica.

Ya de día la gente de KTM nos tenía preparada una bonita ruta que superó los 240 kilómetros y que compartimos con la 1090 Adventure de la que os hablé hace poco, mitad con una moto y mitad con la otra. Yo arranqué con la 1090 y me dejó un sabor de boca tan bueno que temía pasar a la 1290 y echar de menos la agilidad de ‘la pequeña’.

KTM 1290 SuperAdventure S
Una gran viajera que no se acobarda en zonas de curvas ni caminos de tierra

Por un lado sí, no nos engañemos, la 1090 es más ágil, se mueve mejor de lado a lado en las curvas y también cuando salimos a caminos de tierra. Pero en asfalto y tras ajustar las suspensiones a mi gusto empecé a disfrutar con la 1290 como no podía imaginar. Y es que, al margen de su poderoso motor, la moto se muestra muy equilibrada y las suspensiones son espectaculares, tanto que te permiten rodar por zonas reviradas a un ritmo alegre con muy poco esfuerzo.

No estaba previsto nada más que un cambio de moto, pero ya había probado la 1290 en todos los escenarios (incluido un tramo de autopista en el que el modo Confort es un gran aliado) y volví a coger la 1090 por aquello de comparar ‘en caliente’. No se puede desmerecer a la pequeña, pero me quedó muy claro lo que pensaba cuando estaba rodando con la 1290 Super Adventure: “hay que ver qué bien va esta moto con lo grande que es”.

FOTOS: KTM 1290 Super Adventure S

Ir a la galería completa (20 fotos)

Vestuario de la prueba: Casco Acerbis Active Flúor, chaqueta Acerbis Triskele, pantalón Acerbis Bray Hill

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, pero a los veinte su gran pasión pasó a ser la moto, da igual que sea de campo, deportiva, minimoto… ¡se sube a todas! Probador vocacional de alma racing, disfruta con cada moto como si fuese la primera vez.

Mira también...

Bultaco Albero

Probamos la Bultaco Albero, la moto-bike urbana

No es moto pero tiene motor, tampoco es bici aunque tiene pedales, la Bultaco Albero es una moto-bike, un invento que convierte tus desplazamientos urbanos en momentos divertidos.

  • Xibeca

    Me tiene muy, pero que muy nervioso esta moto.
    La única cosa es que soy un amarte de los tetracilindrícos y no sé yo si echaría de menos esa finura. Ah y el DCT de Honda que me tiene enamorado, pero no se puede tener todo.
    Está claro que en cuanto ne encuentre en condiciones tengo que probarla