KTM 1050 Adventure 2015

Prueba: KTM 1050 Adventure 2015

En sólo unos días KTM presenta la nueva 1090 Adventure y qué mejor momento para probar la que hasta ahora ha sido la pequeña de las Adventure y que cede honrosamente el relevo, la 1050.

KTM 1050 Adventure 2015
KTM 1050 Adventure 2015

Sí, para la marca austríaca es la pequeña de la gama  y así se vende, como el modelo de entrada… toda una 1050, pero una 1050 con 95 CV, es decir, limitable para el carné A2, lo que la convierte en una opción más que atractiva para muchos motoristas. Pero, ¿una moto tan grande puede ser divertida con sólo 95 CV de potencia?

Estética KTM, una moto alta, con depósito ancho y un frontal estrecho y anguloso que evoca en cierta medida a las motos dakarianas.

Equipamiento y ergonomía

Pero no es una enduro y, aunque afortunadamente no pierde la característica orientación off-road de las motos naranjas, tiende a su uso en asfalto. No hay más que ver sus llantas de aluminio y neumáticos con un gran carácter asfáltico. Pero de eso hablaremos después en el apartado dinámico.

Nos subimos a la KTM 1050 Adventure, no engaña, es tan grande como parece pero que nadie se asuste, el asiento no está en las nubes sino a 850 mm del suelo y, como en la parte central es estrecho, se llega bastante bien al suelo.

KTM 1050 Adventure 2015
Accesible pese a su aspecto voluminoso

Es una moto amplia para el conductor y también para el pasajero, que cuenta con un asiento de interesantes dimensiones, buenos asideros y unas estriberas que permitirá rodar muchos kilómetros en pareja. La postura de conducción es de jefe, alta, con la espalda erguida y un manillar alto y ancho. Control total.

Y además la postura cuando te pones de pie está muy conseguida, con 1,85 metros de estatura suelo tener que conducir un poco encogido cuando me levanto y, como puedes ver en las fotos, no es el caso con esta KTM. Ojo, que el manillar tiene regulación en dos puntos y también las estriberas.

KTM 1050 Adventure 2015
Múltiples regulaciones para el piloto

El cuadro de instrumentos está presidido por un gran cuentarrevoluciones analógico, a la derecha tenemos una pantalla digital con el velocímetro, cuentakilómetros, reloj horario, nivel de combustible, indicador de temperatura, de marcha engranada y del modo de conducción seleccionado.

A la izquierda tenemos otra pantalla digital que nos muestra los datos del ordenador de viaje, alertas y más funciones que manejamos desde la piña izquierda, sin modificar para nada la posición de nuestras manos.

Motor y parte ciclo

Bicilíndrico en V de 1.050 cc con 95 CV, sí, ‘sólo’ 95 caballos que pueden parecer pocos para un propulsor tan grande, pero en la parte dinámica te contaremos que no vas a echar de menos más potencia. El motivo de esa cifra es claro, poder limitarla para el carné A2 y ampliar el abanico de posibles usuarios.

La forma de entregar la potencia y el carácter de esta moto hacen más que suficientes esos 95 CV. De hecho te diré que en las motos con diferentes modos de conducción suelo acabar usando siempre el más deportivo, pero no fue así durante la semana que compartí con la 1050 Adventure. Curioso.

KTM 1050 Adventure 2015
95 CV muy voluntariosos

Cambio manual de seis relaciones y un tacto muy preciso incluso conduciendo de pie, lo que se agradece porque muchas veces cae en el olvido.

Chasis multitubular, horquilla invertida WP con barras de 43 mm de diámetro, monoamortiguador también WP (por supuesto), llantas de aleación de 19 y 17 pulgadas, frenos Brembo -pinzas de anclaje radial y cuatro pistones en la rueda delantera, dos pistones en la rueda trasera- y ABS Bosch en las dos ruedas, aunque en la trasera no actúa cuando seleccionamos el modo de conducción Enduro.

Prueba dinámica

Vamos a recorrer kilómetros con la Adventure, que al final es lo que interesa, saber cómo va. Me gustan las trail por su polivalencia y comodidad, aunque en las más recientes habría que añadir cierta deportividad a sus características. Claro que eso conlleva perder prestaciones off-road… ¿o no?

Vale, la 1050 Adventure no es la más campera por sus neumáticos, llantas de aleación y rueda delantera de 19 pulgadas, pero no lo hace nada mal en campo y con sólo montar unos neumáticos con más taco podemos afrontar excursiones más que atractivas. La postura de pie es muy natural y también sentado. El manillar muy ancho y elevado facilita el control y nos ofrece una buena palanca para cuando metemos la rueda delantera donde no debemos.

KTM 1050 Adventure - 3
Puedes divertirte en campo, pero mejor con neumáticos más off-road

En modo Enduro el ABS trasero se desconecta y nos deja jugar sin problema, el par motor del bicilíndrico permite abusar de marchas largas para disfrutar de una conducción tranquila. Aunque si quieres guerra la puedes tener.

Nos pasamos al asfalto. En ciudad el manillar pasa por encima de los retrovisores de la mayoría de coches normales e incluso un poco altos, así que en atascos puede ser más ágil incluso que muchos scooter de culo gordo. Como vas alto y la postura es erguida tienes muy buena visibilidad y el motor te deja despistarte del régimen de giro porque empuja desde abajo con rabia. Lo ideal es seleccionar el modo Street o incluso Rain (lluvia) si te gusta una respuesta más suave para conducción urbana.

Salimos de la urbe, modo Street y cogemos autovía. La protección es suficiente para rodar a ritmos legales y no he apreciado las molestas turbulencias que encontramos en otros casos. La moto es estable, cómoda, segura y potente. De hecho en buen asfalto sorprende, aunque tiene pequeñas vibraciones que pueden ser un punto negativo para los viajes largos.

KTM 1050 Adventure 2015
Muy buen comportamiento en curva para esta maxitrail

Llegamos a la zona de curvas y, aunque el modo Street es más que suficiente, seleccionamos el Sport y nos ponemos el cuchillo entre los dientes. ¿Quién fue el que dijo que 95 CV parecían pocos? Al primer golpe de gas se dibuje una enorme sonrisa bajo el casco, una sonrisa que no hace más que crecer cuando frenas para negociar la primera curva y ves que, aunque hunde un poco de delante, no se descompone. Tiene un buen paso por curva y cambia de dirección con relativa facilidad (hablamos de una maxitrail, no lo olvidemos).

Salimos de las curvas dando gas y el bicilíndrico es capaz de hacer deslizar al neumático trasero mientras el chasis nos permite mantener el control con facilidad, ¿de verdad necesitas más potencia?

La opinión del probador

KTM 1050 Adventure 2015
Masmoto.net con la 1050 Adventure
No sé qué tienen las motos naranjas pero me suben las pulsaciones en cuanto engrano la primera. Bueno, sí lo sé, es su carácter. Son motos agresivas que generalmente te exigen más nivel de concentración, de pilotaje y hasta de esfuerzo físico en algunos casos que otros modelos, pero a cambio te regalan grandes sensaciones. ¿Y qué sería del mundo de la moto sin sensaciones? Ante un panorama cada vez más asfáltico esta KTM 1050 Adventure me ha devuelto la fe en las trail, esas motos capaces de desenvolverse en dos mundos diferentes sin ser las mejores en ninguno de ellos pero con suficiente solvencia, seguridad y soltura como para que disfrutes hasta yendo a comprar el pan.

En sólo unos días KTM presenta la nueva 1090 Adventure y qué mejor momento para probar la que hasta ahora ha sido la pequeña de las Adventure y que cede honrosamente el relevo, la 1050. Sí, para la marca austríaca es la…

Valoración:

Comportamiento
Ergonomía/ comodidad
Consumo
Pasajero
Calidad/Precio

8,4 sobre 10

User Rating: 4.3 ( 2 votes)

Fotos: KTM 1050 Adventure

Ir a la galería completa (25 fotos)

Vestuario de la prueba: Casco Acerbis Active Flúor, chaqueta Hevik Aquiles, pantalón Suomy PM Pant

Competidoras de la KTM 1050 Adventure:

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, pero a los veinte su gran pasión pasó a ser la moto, da igual que sea de campo, deportiva, minimoto… ¡se sube a todas! Probador vocacional de alma racing, disfruta con cada moto como si fuese la primera vez.

Mira también...

Yamaha Tricity 2015

Prueba: Yamaha Tricity 125 2015

Los scooter de tres ruedas no son coto privado de Piaggio aunque la marca italiana sea la que ofrece una gama más amplia. Yamaha entra en este segmento con un modelo ligero, sencillo y muy económico, casi tanto como un 125 de dos ruedas. Lo probamos a fondo.