Hyosung GD250N EXIV

Prueba: Hyosung GD250N EXIV

¿Aún no has votado esta noticia?

Está complicada la cosa para los motores de 250 cc por el empuje de los modernos 300, 350 y 400, pero también por el marco legal. Y es que las 125 tienen la ventaja de que se pueden conducir sin carné específico de moto y el siguiente paso, el A2, eleva la potencia permitida hasta los 47 CV, casi el doble de lo que rinden los motores de cuarto de litro.

Hyosung GD250N EXIV
Hyosung GD250N EXIV

Pero hay un hueco para todos y seguro que más de uno con carné A2 quiere prestaciones suficientes para salir a carretera sin gastar más de lo que cuesta un scooter de 125 cc. Éste es el caso de la Hyosung GD250N EXIV, que por 3.299 euros (precio de tarifa) te permite pasártelo bien en curvas, circular con facilidad en ciudad y salir a carretera sin que los camiones y autobuses te atosiguen.

Estéticamente recuerda poderosamente a las KTM pequeñas, con formas agresivas y angulosas que ofrecen un aspecto moderno y atractivo. De hecho, ahora que la Duke 200 no se comercializa, es la más llamativa de su grupo.

Equipamiento y ergonomía

La postura de conducción de la EXIV es como parece, muy al ataque. El manillar es muy ancho y se carga bastante peso sobre él, ya que se sitúa un poco bajo respecto al asiento y las estriberas están altas y retrasadas. Esta postura condiciona el comportamiento de la moto como veremos en el apartado correspondiente y, como puedes imaginar, protección aerodinámica cero.

Hyosung GD250N EXIV
No resulta especialmente cómoda

El espacio para el pasajero tampoco engaña, es pequeño e incómodo. Las reducidas dimensiones del asiento, su altura y unas estriberas muy altas no hacen de la EXIV la moto elegida para ir de paquete. Además los asideros traseros son muy pequeños y prácticamente inútiles, ya que sólo se pueden coger con la punta de los dedos. Otro defecto de ergonomía es el accionamiento de la pata de cabra, que no tiene ningún tipo de palanquita y para desplegarla hay que abatir la estribera con el pie. Sin embargo tiene a su favor la regulación de proximidad para la maneta del freno delantero.

Respecto a equipamiento cuenta con un mínimo hueco bajo el asiento del acompañante en el que cabe por los pelos la documentación, eso sí, debidamente plegada. Y tiene un cuadro de instrumentos digital muy completo, con temperatura del motor, dos trips, odómetro, nivel de combustible, cuentarrevoluciones, velocímetro y reloj horario. Ya puestos podríamos pedirle un ordenador de a bordo.

Motor y parte ciclo

El propulsor es un monocilíndrico de 249,4 cc, con cuatro válvulas, refrigeración líquida e inyección electrónica. Desarrolla 28 CV de potencia máxima a 9.500 rpm y un par motor de 24,5 Nm a 7.000 vueltas. No es que un prodigio de potencia ni sensación de empuje pero puede ser suficiente. Supera los 140 km/h de velocidad máxima de marcador, la cifra real declarada es de 140.

Hyosung GD250N EXIV
Prestaciones honestas

El chasis tubular de acero tiene rigidez más que suficiente para la potencia y peso (143 kg) de esta Hyosung. Las suspensiones las firma Kayaba, una horquilla invertida delante y un amortiguador trasero en posición lateral. Bien de aspecto pero con un funcionamiento excesivamente blando.

En el apartado de frenos cuenta con un disco delantero de 300 mm de diámetro mordido por una pinza de cuatro bombines y otro trasero de 230 mm con pinza de dos bombines. Por potencia bien, pero el tacto es mejorable, quizá por las manetas más que por la bomba. Y acabamos con las llantas, de 17″ con neumáticos de 110 delante y 150 detrás, más goma en la trasera que cualquier 600 de principios de los 90.

Prueba dinámica de la Hyosung GD250N EXIV

He de confesar que de primeras la postura de conducción de la EXIV me pareció un poco extraña, muy deportiva pero con las manos muy abiertas, y eso que me gustan los manillares anchos y planos. Aunque con el paso de los kilómetros rápidamente le cogí el gustillo a la sensación de control que aporta.

¿Cómo va esta moto? Pues bien, pero te deja un sabor agridulce. Resulta que tienes control y que la postura te incita ir guerreando en cada curva. Tumbas sin problemas pero hasta un punto a partir de ahí parece que le cuesta y pierde aplomo. En motor no lo hace mal, no es especialmente brillante pero cumple. Lo que pasa es que vibra, no estira, le falta suavidad y el sonido que te llega no te pica para que le achuches.

Hyosung GD250N EXIV
Va bien en ciudad pero en carretera te puedes divertir

Por eso su rango de utilización se ve acotado a un uso eminentemente urbano, donde aprovechas su buen hacer en regímenes medios y sus aceleraciones en marchas cortas, aunque un ángulo de giro muy reducido no la hace precisamente ágil. Con un motor más afinado sería una moto divertida para salidas por puertos de montaña muy retorcidos.

Luego está la valoración que debemos darle al tacto general y la calidad percibida. Es una moto económica y encontramos detalles mejorables detrás de esa estética moderna y atractiva. El aspecto y manejo de las piñas de luces es uno de ellos, pero podemos pasarlo por alto, sin embargo un tacto de frenos poco preciso y un cambio al que no le gusta la velocidad ni que selecciones el punto muerto, son más importantes y motivo para que muchos prefieran gastarse más en otro modelo.

La opinión del probador

Hyosung GD250N EXIV
Masmoto.net con la EXIV

Estéticamente me gusta y además es un dos y medio con empaque. Se mueve bien y me gusta cómo sin querer tiendes a sacar culo y rodilla en cada curva o rotonda, pero a esta Hyosung le falta refinamiento para ser un compra con las tres B. El sonido y tacto del motor no acompañan y el tacto de los mandos me hace plantearme cuánto costaría cambiarlos por unos de verdad.

Está complicada la cosa para los motores de 250 cc por el empuje de los modernos 300, 350 y 400, pero también por el marco legal. Y es que las 125 tienen la ventaja de que se pueden conducir sin carné específico de moto y el siguiente paso, el A2,…

Valoración:

Comportamiento
Ergonomía/comodidad
Consumo
Pasajero
Calidad/Precio

5.8 SOBRE 10

User Rating: Be the first one !

FOTOS: Hyosung GD250N EXIV

Ir a la galería completa (18 fotos)

Vestuario de la prueba: Casco GIVI 50.4 Sniper, chaqueta Acerbis Triskele, pantalón Acerbis Bray-Hill

Competidoras de la Hyosung GD250N EXIV

 

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, pero a los veinte su gran pasión pasó a ser la moto, da igual que sea de campo, deportiva, minimoto… ¡se sube a todas! Probador vocacional de alma racing, disfruta con cada moto como si fuese la primera vez.

Mira también...

Mash Two Fifty

Prueba: Mash Two Fifty 250 2014

Retro, atractiva, fácil y económica, la Mash Two Fifty es toda una dos y medio por 3.000 euros. La probamos a fondo.