Bultaco Albero

Probamos la Bultaco Albero, la moto-bike urbana

Probamos la Bultaco Albero, la moto-bike urbana
¿Aún no has votado esta noticia?

El auge de las bicicletas eléctricas con asistencia al pedaleo cada vez es mayor, pero esto es otro rollo. Al igual que la Brinco, la Bultaco Albero es una moto-bike, en esta ocasión de carácter urbano en vez de campero. ¿Y qué es una moto-bike? Una especie de bicicleta con motor eléctrico, puño para el gas y pedaleo independiente.

Bultaco Albero

La Albero tiene un motor de 2kW de potencia máxima que le permite alcanzar una velocidad máxima limitada de 45 km/h. Por tanto, se considera ciclomotor, así que debe pagar impuesto de matriculación, de circulación, seguro y es obligatorio el uso de casco homologado para moto.

¿Sus ventajas? Son varias, pero la principal es que no sólo se trata de un medio de transporte para ir de A a B, el objetivo de la Albero es que en los trayectos que hagas con ella disfrutes… y lo consigue.

Sí, es más práctico un scooter porque tiene más protección aerodinámica y un asiento más cómodo, pero la Albero es más ágil, la puedes guardar en el trastero y es diferente.

¿Cómo es la Bultaco Albero?

Tiene un chasis monoviga de aluminio que perfectamente valdría para una moto (es más, ha pasado las pruebas a las que se someten los chasis de moto). El basculante también es de aluminio y cuenta con suspensiones multirregulables, una horquilla delantera invertida de doble pletina y un amortiguador trasero con depósito separado. Un disco de freno de 203 mm de diámetro en cada rueda con pinzas Magura de seis pistones en el eje delantero y cuatro en el trasero.

En general la imagen es de bicicleta y muchos componentes pertenecen al mundo del pedal, pero lo que diferencia la Albero de las bicicletas con asistencia al pedaleo es su motor y su funcionamiento.

Bultaco Albero

El motor va en el buje de la rueda trasera y no asiste al pedaleo, éste es totalmente independiente, es decir, puedes ir sólo con motor, sólo pedaleando o combinando el empuje del motor con la potencia de tus piernas. Esta última opción es la más recomendable por dos motivos, mejoras la aceleración muchísimo y también resulta más divertido.

Posición de bicicleta

La postura es de bici, con regulación de altura del manillar (es una dirección ahead, así que esta regulación es limitada y se consigue cambiando de posición las anillas de ajuste), inclinación del manillar y el sillín es de bici, así que tiene ajuste vertical, longitudinal y en inclinación.

Es recomendable llevar el sillín algo más bajo de lo que lo llevarías en una bicicleta, porque el pedaleo no será constante ni intenso y así mejoras la maniobrabilidad y fuerzas menos la postura de “culo alto y manos bajas”. Para mi gusto el manillar debería estar un poco más elevado, perderíamos potencia de pedaleo, pero mejoraríamos en visibilidad.

Bultaco Albero

Los mandos son peculiares y exigen cierta adaptación. Tenemos un acelerador de puño como en cualquier moto, con los frenos como en los scooter (izquierdo para la rueda trasera y derecho para la trasera). Esto exige cierta concentración, porque al llevar pedales ‘el coco’ te dice que frenes al revés… o al menos así me sucedió a mí en esta toma de contacto.

Por otro lado, tenemos un cambio de nueve velocidades en el puño, pero en el puño izquierdo en vez de en el derecho y colocado al revés. Sólo tiene un plato, pero el eje del pedalier lleva un sistema de engranajes y planetarios que multiplican el desarrollo simulando un plato grande. Tiene un botón en el eje que, cuando sobresale por el lado derecho está en posición normal y, al pulsarlo con el talón, sobresale por el lado izquierdo y multiplica el desarrollo. Curioso, muy curioso.

Más mandos en la Albero, tiene claxon en el lado derecho (al revés que las motos) y una especie de control de velocidad en el izquierdo. No es realmente un control de velocidad, sino de potencia. Al pulsar el botón se bloquea la entrega de potencia y, si vamos en llano, mantendremos velocidad, pero variará si afrontamos una cuesta arriba o un descenso.

Bultaco Albero

Por último, está la pantalla de control, donde está el encendido y apagado (por proximidad con una pulsera o tarjeta), velocímetro, cuentakilómetros y selector de modos de conducción.

Por Málaga con la Bultaco Albero

Dispuesto a conseguir el mayor número de sensaciones posibles al manillar de la Albero arranqué mi unidad para afrontar una completa ruta que había preparado la organización para esta presentación internacional. Me coloco el sillín y el manillar para empezar a probar. Al moverla en parado te das cuenta de que no es una bici, sus 42,26 kilos de peso no te permiten moverla igual. Además, el radio de ángulo de giro es bastante menor por culpa de la horquilla de doble pletina y el grosor del chasis a la altura de la pipa de la dirección.

Me pongo en marcha y empiezo a probar modos. La respuesta en ECO es más suave y, sobre todo, le cuesta mucho más coger su velocidad máxima (en torno a 25-30 en este modo en llano). Paso a Tour y la cosa mejora, pero la verdad es que el modo Sport es el mejor porque te permite disfrutar de sus 60 Nm de par sin limitaciones. Consume más batería, pero si la distancia del recorrido te lo permite, merece la pena.

Fotos: Bultaco Albero

Ir a la galería completa (16 fotos)

En llano la aceleración es francamente buena, sobre todo en los primeros metros. Y cuando llegan las cuestas arriba si pedaleas suavemente puedes afrontar desniveles muy fuertes, donde un scooter de 50 cc empieza a flaquear, con el velocímetro marcando 40 km/h.

La batería permite a la Albero recorrer una distancia máxima de 100 kilómetros, pero ya sabes que esto depende mucho del recorrido y tu conducción. Yo fui el 99% de la ruta en modo Sport haciendo todo tipo de pruebas y gastando batería ‘como si no fuese mía’. El recorrido total fue de casi 30 kilómetros con mucha ciudad, varios puntos para buscar la velocidad máxima en llano y dos subidas largas y muy fuertes. La mayoría de compañeros llegaron con un 20% de batería consumida, yo no paré quieto y me fundí casi un 40%, pero aun así me sigue pareciendo poco. Creo que en una conducción normal debe ser bastante fácil superar los 80 kilómetros de autonomía sin ir precisamente despacio.

Bultaco Albero

Frena bien, es mucho más ágil que cualquier moto, no hace ruido, no gasta gasolina y, sobre todo, es muy divertida. Es una forma diferente de desplazarse por la urbe. Si eres muy comodón preferirás un scooter, pero si valoras las sensaciones y no ves en la moto un simple ‘electrodoméstico’ que te lleva de un sitio a otro, seguro que te gusta.

Pruébala, acércate a un punto de venta que tienen unidades de prueba, es algo diferente y es importante probarlo. Pero cuidado, porque si te has decidido a probarla es porque te llama la atención y te aseguro que te va a gustar.

Fotos | Sergio Iglesias

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, pero a los veinte su gran pasión pasó a ser la moto, da igual que sea de campo, deportiva, minimoto… ¡se sube a todas! Probador vocacional de alma racing, disfruta con cada moto como si fuese la primera vez.

Mira también...

Gama Aprilia deportivas

A los mandos de la gama deportiva de Aprilia

Nos subimos a los principales modelos de la gama Aprilia, una pequeña toma de contacto para descubrir nuevas sensaciones y revivir algunas con motos ya conocidas. Dorsoduro y Shiver 900 son las novedades.