Prueba: Bolsa túnel para scooter Shad SC30

¿Aún no has votado esta noticia?

Es posible que quieras ampliar la capacidad de carga de tu scooter de forma puntual, pasas de instalar un baúl trasero o lo tienes instalado pero quieres todavía más espacio para llevar cosas. Las bolsas de túnel pueden ser tu solución, un tipo de bolsa blanda diseñada exclusivamente para los scooter y que no son muy conocidas. Probamos la Shad SC30 para vivir en nuestras carnes si de verdad estas bolsas son prácticas o no.

Bolsa túnel para scooter Shad SC30
Bolsa túnel para scooter Shad SC30

Lo primero que hay que dejar claro es que no sustituyen a un baúl o cofre, ya que la bolsa no se puede dejar instalada al aparcar porque sería presa fácil para los amigos de lo ajeno. Son desmontables y sí sustituyen a una mochila, evitando la tensión que te produce su peso en cuello y hombros además de localizar el peso más bajo y centrado, o que repercute en un mejor comportamiento dinámico y mayor seguridad. Como lo lees, si llevas cierto peso (se nota desde dos kilos) con una bolsa túnel tu scooter es más seguro que con una mochila o un cofre.

Estas bolsas valen para casi cualquier scooter, tenga o no plataforma plana. La SC30 que hemos probado mide 30 cm de ancho, 40 de alto y 26 de fondo, tiene una capacidad de 24 litros y puede transportar hasta (¡ojo!) 31 kilos, mucho más que la mayoría de cofres y mejor ni hablar de la diferencia respecto a una mochila. Pero si no llevas plomo lo normal es que no sobrepases los 10 kilos, aunque bueno es tener un extra por si un día vas a hacer la compra y llenas la bolsa con botellas de leche.

Bolsa túnel Shad scooter
Se sitúa en el túnel delantero, es decir, entre las piernas y sobre la plataforma o el refuerzo central

Cabe un casco integral y esto sí que es importante porque además la bolsa te sirve de protección para el casco cuando te bajas de la moto. Y también cabe un portátil grande, de 15 pulgadas (para que te hagas una idea de su capacidad).

La hemos probado en un scooter muy pequeño y de rueda alta para ver qué pasa, porque en os grandes hemos llevado de forma puntual alguna y, lógicamente, acoplan perfectamente. Concretamente el portador ha sido un Kymco Agility City (prueba Kymco Agility City) y sí, la bolsa ha cabido y ha demostrado su practicidad, pero con matices.

Sistema de anclaje

Tiene seis puntos de anclaje, los dos principales con hebillas automáticas como las de las mochilas. Estos van fijados a una correa ajustable y flexible que se pasa por debajo del asiento a la altura de la bisagra para quedar pillado. Esta correa se puede quedar puesta en el scooter cuando aparcamos.

Se fija con una correa con hebillas rápidas y hasta cuatro velcros
Se fija con una correa con hebillas rápidas y hasta cuatro velcros

Luego tiene cuatro velcros autoadhesivos que debemos fijar en el scooter, dos en la parte baja delantera y dos a los lados del túnel central (si tiene) o en la plataforma o a los lados de ésta. Esto ya depende del modelo de scooter y del peso que vayas a transportar.

En nuestro caso al ser un scooter pequeño la bolsa queda un poco presionada lo que complica un poco aprovechar toda su capacidad pero facilita su fijación, porque los anclajes inferiores de hacen innecesarios.

Cinta de sujeción Tira bandolera

Prueba dinámica bolsa Shad SC30

El mayor engorro de este tipo de bolsas es tener que ponerlas y quitarlas cada vez que aparcas, pero por otra parte te llevas contigo el contenido sin necesidad de transportar otra bolsa o mochila. Tiene un generoso y cómodo asa de mano, pero también una cinta para llevar como bandolera. Cuenta con un bolsillo principal y dos laterales para distribuir los objetos, y el material es acolchado para proteger de posibles golpes, antiabrasión y también impermeable.

24 litros de capacidad
24 litros de capacidad y hasta 31 kilos de peso

En un scooter grande no hay problemas de espacio, pero en el Agility City tampoco supone ninguno. Es cierto que debemos separar los pies un poco más de la posición natural, pero siguen quedando dentro de la plataforma. Eso sí, olvida la comodidad de la plataforma plana a la hora de subir y bajar… Aunque peor lo tienen los que llevan túnel central, en esos casos toca echar la pierna por detrás como en las motos o montar y desmontar la bolsa subidos en el scooter.

En marcha ni se mueve gracias a los puntos de anclaje regulables, aunque en el scooter probado ni siquiera hemos puesto los velcros, va sólo con la cinta del asiento (recuerda que queda ajustada). Y lo que nunca me había planteado era que pudiese modificar el comportamiento dinámico, pero es así (más en los scooter pequeños).

Dos bolsillos laterales para pequeños objetos
Dos bolsillos laterales para pequeños objetos

A diario llevo un portátil de 15 pulgadas en una mochila con su cargador, un ratón y algunas cosillas más. Pasar el peso de mi espalda al túnel del scooter no sólo ha supuesto un descanso para mi cuello, también más estabilidad, aplomo y agilidad para cambiar de dirección. Curioso ¿eh? Pues se nota.

Me ha gustado, pero estaría bien un sistema antirrobo para poder dejarla puesta en la moto aunque fuese vacía. Quizá una anilla metálica para pasar una cadena como llevan las mantas de scooter.

Sobre Iván Solera

Con menos de tres años ya se sabía todos los coches que había por la calle, pero a los veinte su gran pasión pasó a ser la moto, da igual que sea de campo, deportiva, minimoto… ¡se sube a todas! Probador vocacional de alma racing, disfruta con cada moto como si fuese la primera vez.

Mira también...

KTM 1050 Adventure 2015

Prueba: KTM 1050 Adventure 2015

En líneas generales las motos trail cada vez son más asfálticas, cómodas y viajeras, por suerte hay modelos como la KTM 1050 Adventure que mantienen el espíritu original de este segmento.

  • Dujan

    Echo de menos alguna foto sin montar, sobre todo “puesta” a modo de mochila en alguien, para ver como queda.